Facebook Twitter Google +1     Admin











Bandera del Uruguay

Escudo Uruguay

Escudo de Canelones - Uruguay

Bandera de Canelones - Uruguay
www.elcorresponsal.com.uy
El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien


EL CORRESPONSAL Diario de Canelones, Uruguay


Redactor Responsable: Periodista Albérico Barrios. C.I.: 1812264-8
Domicilio Avenida Bv. Artigas 1381 apto 301, entre Rodó y Chaná.

Teléfono 094401337
Email: alberico.barrios@gmail.com

Empresa Editora: RUT 212348520014 Administración: Avenida Bv. Artigas 1381 /apto 301 entre Rodó y Chaná (C.P. 11.200) Montevideo - URUGUAY


Archivos | RSS | Admin


<div style="background-color: #f7e308;"><a href="http://www.adamazer.com/" title=""></a></div>

Un vecino de Jaureguiberry no está de acuerdo con la reelección de Carámbula

JAUREGUIBERRY (2420) Silos Piedra Cueva Azpíroz, es un habitante del balneario Jaureguiberry, que no esta de acuerdo con la candidatura de Marcos Carámbula para un segundo periodo al frente de la intendencia de Canelones.

 

En una carta publica expresa que la candidatura de Marcos Carámbula para un nuevo periodo como Intendente de Canelones, debe ser analizada -en su opinión- porque el hacerlo "es deber de todo ciudadano" y "porque la experiencia acumulada por algunos vecinos de Jaureguiberry, permite negar méritos para una reelección".

 

Cueva Aspiroz se apoya en los hechos ocurridos en el Balneario Jaureguiberry de los que hacen prolija reseña y lo proyecta a la gestión de Carámbula en el resto del departamento de Canelones.

 

Señala que su rechazo a la candidatura de Marcos Carámbula se basa en "la falta de aptitudes para desempeño del cargo" y pide que "el balance de la gestión de Carámbula debiera hacerse desde otra posición, pues Canelones, un departamento poblado por medio millón de personas y muy complejo de gobernar" ha sido "tradicionalmente mal administrado"

 

"El balance de la gestión de Marcos Carámbula podría resultar, si se le aplica una auditoría, salvando la honorabilidad del funcionario, que no juzga la honradez de la persona, sino que considera solamente otras cualidades también importantes: idoneidad para administrar, aptitudes para organizar, inteligencia para comprender una sociedad.

 

Cueva Aspiroz dice que Carámbula no “entendió los problemas de Canelones, no defendió sus intereses, obligo a dirigentes locales a luchar contra agresiones de funcionarios municipales, abandonó a los vecinos ante agresiones del Poder Judicial y de la Dirección General del Catastro” y esto prueba “la incapacidad en la cabeza misma de la Administración Carámbula”

 

Recuerda que en Jaureguiberry los integrantes de la Liga de Fomento “lucharon en primera fila durante las dos catástrofes del año 2005, un huracán devastador y una semana de incendios también devastadores, con 25 viviendas destruidas y millares de árboles inutilizados. La Liga mantuvo acción cultural, biblioteca, clases de yoga, conjunto teatral” y mantuvieron “servicios médicos en su local, y construyó un local para policlínica, aprobado por el MSP. Esas acciones no contaron con apoyo alguno de la Intendencia, aunque si hubo eficacia en servicios diversos suministrados a todos los poblados, tales como limpieza, alumbrado, medios de transporte”

 

Afirma que “falló el Intendente Carámbula en la defensa de 14 hectáreas de espacios públicos, privatizados por el Poder Judicial. Fue un fracaso señalado, destacable, y aún no superado por el gobierno municipal”

 

El ambicioso proyecto de Miguel Jaureguiberry, -señala Cueva Azpiroz “era de un Parque-Balneario con 38 hectáreas como espacios públicos, en un total de 350 hectáreas urbanizadas”

 

“No se incluyen las playas marítimas dentro de las 38 hectáreas. La transferencia a privados de 14 hectáreas, decretada por sentencias judiciales, fue una severa agresión, no rechazada debidamente por ninguna de las 3 administraciones anteriores, aunque fue cuestionada por la Liga de Fomento de Jaureguiberry”

 

“La Junta Departamental de Canelones hizo magníficas declaraciones, dos de ellas con unanimidad de votos, en años 1994, 1995 y 2003. En 1997 la IMC presentó un recurso judicial, que abrió una vía posible para anular las sentencias de prescripción, aunque careciera de estudios suficientes y de seguimiento riguroso”

 

“La Administración Carámbula falló en la defensa de los espacios públicos. Consideró acciones solo dentro de los habituales carriles burocráticos: una apelación ante Tribunales contra la sentencia del Juzgado de 4o. turno de Pando, una buena argumentación reprobatoria de tal sentencia”

 

En favor del Dr. Carámbula, cabe considerar criterios muy extendidos dentro de algunos letrados, sujetos completamente a la ortodoxia procesal: presentar escritos, argumentar bien, y esperar resultados razonables” pero “los errores cometidos por la IMC permiten llenar algunas páginas (verlas)

Domingo, 14 de Febrero de 2010 10:42. Redactor Responsable: Alberico Barrios celular 094401337. LA FLORESTA

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



CANTIDAD DE LECTORES


>
<>

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris