Facebook Twitter Google +1     Admin











Bandera del Uruguay

Escudo Uruguay

Escudo de Canelones - Uruguay

Bandera de Canelones - Uruguay
www.elcorresponsal.com.uy
El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien


EL CORRESPONSAL Diario de Canelones, Uruguay

Redactor Responsable: Periodista Albérico Barrios. C.I.: 1812264-8
Teléfono 094401337
Email: alberico.barrios@gmail.com
Avenida Bv. Artigas 1381 /apto 301 entre Rodó y Chaná (C.P. 11.200) Montevideo - URUGUAY


Archivos | RSS | Admin


El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien<div style="background-color: #f7e308;"><a href="http://www.adamazer.com/" title=""></a></div>

El hogar Ituzaingó, la mosca blanca del Sirpa

20140626132313-hogar-ituzaingo.jpg

URUGUAY, CANELONES (www.elcorresponsal.com.uy) Centro Ituzaingó de la Colonia Berro festejó un nuevo aniversario con productos elaborados por los jóvenes privados de libertad.

A diferencia de los demás centros que forman parte de la colonia Berro en Canelones, el centro Ituzaingó 25 de Agosto tiene las paredes muy coloridas y las rejas y cercados exteriores son menos prominentes.

Alli se vivió un clima de fiesta, con banderines coloridos y música fuerte sonando.

Eso le quitaba un poco más el aspecto de centro de privación de libertad para menores de edad. Los jóvenes, docentes y funcionarios del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa) festejaban el cumpleaños número 13 del centro.

Los anfitriones de la fiesta eran los adolescentes del centro, que circulaban bandejas en las que ofrecían productos que ellos mismos habían cocinado: empanadas, pizzas, bocaditos, capeletis a la caruso, entre otras especialidades. Uno de ellos era Diego, quien contó que está privado de libertad desde hace diez meses y medio y desde hace nueve que participa en los distintos talleres de gastronomía. Relató algunas de las experiencias de trabajo que ha tenido cocinando para afuera del centro y sostuvo que una vez que recupere la libertad va a intentar conseguir un trabajo relacionado con eso, pues obtendrá un permiso para manipulación de alimentos.

Consultado sobre la celebración, donde además de los familiares, funcionarios y docentes, concurren medios de comunicación, indicó que se trataba de una "oportunidad". "Por lo menos la gente de afuera ve cómo es el hogar", dijo.

Otros jóvenes que prácticamente están por cumplir la pena fijada, de 12 y 13 meses, resumieron: "Acá aprendí un viaje de cosas"; "se dan muchas herramientas para que te cambie la cabeza".

Talleres de panadería, repostería, pastas artesanales, construcción, informática, herrería, plástica y cerámica, cuidado de animales de granja, quinta y actividades deportivas tales como boxeo, fútbol y rugby son las propuestas en las que pueden participar los internos.

Jorge Muñoz, director general del hogar Ituzaingó, explicó que la iniciativa surgió pensada para nueve jóvenes y en la actualidad participan unos 90. Indicó que muchos de los adolescentes, además de integrarse a los talleres, terminan primaria y hacen materias de secundaria.

Detalló que la estrategia de trabajo se basa en la implementación de "medidas socioeducativas" para "transformar la privación de libertad, en vez de en permanente encierro, en permanente educación y formación". Y resumió que lo que se logra es una "transformación de todo el espacio de los jóvenes en algo productivo".

Por su parte, las psicólogas que trabajan en el hogar, Iris González y Concepción Fernández, remarcaron la labor junto con las familias de los jóvenes. Explicaron que hay distintos técnicos responsables de supervisar la situación de los jóvenes y en ese seguimiento se contactan con los familiares y abogados. Éstos no sólo son recibidos en el centro sino que también concurren a los domicilios de los jóvenes.

Ambas profesionales señalaron que los muchachos internados en el Ituzaingó tienen las mismas penas que los que están en otros centros; la diferencia está en los intereses. "Se requiere que el chico estudie o trabaje, y si no manifiesta interés en eso, no es para este centro", destacaron.

Luego, en función de sus motivaciones, se lo ayuda a que se integre a las propuestas de estudio o trabajo.

No en todos lados se festeja

La celebración ocurre en un momento en el que las autoridades del hogar Ser de la colonia Berro están siendo investigadas por denuncias de malos tratos hechas por los jóvenes, sus familias y un ex funcionario. Consultadas por este tema, las psicólogas indicaron que el aniversario se festeja todos los años, por lo que este año no suspenderían la celebración. Y acotaron: "Sí podemos decir que nosotros trabajamos en otras condiciones y de otra manera". "Es otra dinámica. No quita que haya problemáticas dentro del Sirpa, pero nosotros estamos en otro ámbito de trabajo, con una propuesta alternativa", manifestaron.

Por su parte, Muñoz puntualizó: "Nosotros festejamos las medidas socioeducativas que hemos impuesto desde hace 13 años. Festejamos que los gurises salgan a trabajar, a estudiar, a capacitarse".

En relación a los problemas denunciados en el centro Ser, consideró -a partir de su experiencia de 26 años de trabajo en el área- que en todo centro de privación de libertad siempre "va a haber problemas". Y puso en duda las denuncias de tortura que recaen sobre algunos funcionarios: "Con respecto a eso, como miembro del sindicato, opino que hay que ver si realmente son así. Porque nadie quiere estar en algunos lugares de privación de libertad con un contexto distinto al que estamos acá".

La Justicia es la que realmente va a determinar "si es así o no", concluyó. (GM/ LA DIARIA/ NACIONAL/ 26/06/2014/ Página 4)

Jueves, 26 de Junio de 2014 09:20. Redactor Responsable: Alberico Barrios celular 094401337. SUAREZ

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



CANTIDAD DE LECTORES



<>

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris