Facebook Twitter Google +1     Admin
<>

Bandera del Uruguay

Escudo de Canelones - Uruguay

www.elcorresponsal.com.uy
El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien


EL CORRESPONSAL. Portal de información y noticias de Canelones, Uruguay.
Redactor Responsable: Periodista Albérico Barrios. C.I.: 1812264-8
Teléfono 094401337. Email: barrios.alberico@gmail.com
Administracion Avenida Bv. Artigas 1381 entre Rodó y Chaná (C.P. 11.200) Montevideo - URUGUAY


Archivos | RSS | Admin


El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien<div style="background-color: #f7e308;"><a href="http://www.adamazer.com/" title=""></a></div>

Los empleados del BHU Las Piedras ante inminente cierre de la sucursal piden ayuda al Parlamento canario

20100816004742-bhu-delegacion-1150564.jpg

CANELONES CAPITAL (10238) La Junta Departamental de Canelones recibo una delegacion de empleados del Banco Hipotecario del Uruguay, (BHU), integrada por Fernando Acosta y soy consejero de la banca oficial de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay, Margarita Tamis y una funcionaria de la dependencia bancaria que vineron a informar del inminente cierre, que al parecer sin razones, les fue comunicado hace unos dias por el Presidente del BPS, Ernesto Murro.


A constinuacion se transcribe parte de lo expresado en sala por los funcionarios del BHU y las preguntas de los Ediles acerca de la situacion del inminente cierre.

 Acosta dijo "El 9 de julio próximo pasado, de una forma diferente a la normal, el Directorio del Banco Hipotecario del Uruguay les comunica a los funcionarios de la sucursal Las Piedras que sería cerrada en poco tiempo.

Nosotros tenemos un convenio colectivo que establece que cualquier transformación que se haga dentro de la estructura de los bancos debe ser comunicada y discutida con el sindicato bancario. El convenio está vigente desde el año 1990 y fue reafirmado en julio de 2009 con la Ley 18.508 de Negociación Colectiva de Empleados Públicos.

La comunicación fue hecha directamente a los empleados. Imagínense lo que representa para cualquier funcionario que haya un desembarco del presidente de la entidad, junto a tres gerentes, para comunicar el cierre de la sucursal. Asimismo, el sindicato fue comunicado telefónicamente a las 21:20, por contacto con su presidenta. Es decir, se alteró el orden natural de las comunicaciones entre la dirección del sindicato bancario y el Directorio del Banco Hipotecario.
 Queremos aclarar un dato que es muy importante: el cierre de la sucursal no implica la pérdida de ningún puesto de trabajo, sí que los habitantes de la segunda ciudad más importante del país—que junto a los habitantes de La Paz y Progreso suman más de 200.000—se quedarán sin el servicio que presta el Banco Hipotecario del Uruguay y deberán hacer todos los trámites en Montevideo.
 En mi caso, que soy del Interior, sé que el traslado a cualquier lugar no implica solamente tomarse el ómnibus y bajarse en el destino; significa perder uno o más días, según el trámite que deba realizarse.
 Desde el punto de vista social, consideramos que el Banco Hipotecario no puede ni debe cerrar la sucursal Las Piedras, más aún en el entendido de que desde el propio Gobierno Central se plantea la descentralización de la gestión del Estado; llevar el Estado más cerca de la gente. Pero el Presidente de la entidad, en vez de abrir más sucursales, las cierra. Esto significa una falta a los lineamientos generales y un inconveniente para toda la población de Las Piedras que necesita una vivienda.
 El martes pasado nos reunimos con el intendente Marcos Carámbula, quien nos comunicó que está totalmente de acuerdo con nosotros y nos explicó que no solamente es inconveniente porque ni siquiera él fue comunicado de esta resolución, sino que además próximamente Las Piedras cumplirá 200 años y como “regalo” el Banco Hipotecario les cierra la sucursal.
 Nos parecía que los Ediles, que son los que realmente conocen el sentimiento de la gente, porque la Junta Departamental es el órgano más cercano al sentir del pueblo, tenían que estar informados de esta situación y tomar una resolución en contra del cierre de la sucursal.
 Le cedo la palabra a la Presidenta de la Representativa del Banco Hipotecario a fin de complementar mi exposición.
SEÑORA POLLO.- Mi nombre es Clara Pollo, represento a los compañeros del Banco Hipotecario del Uruguay y desde ya les agradezco que nos hayan brindado este espacio de diálogo.
 Como bien mencionaba mi compañero, el Directorio del Banco Hipotecario realizó el anuncio del cierre de la sucursal de forma muy desprolija. A las 21:20 del día 12 de julio recibí una llamada del presidente Polgar en mi celular, quien me manifestó que era inminente el cierre de la sucursal Las Piedras y que ya les había avisado a los funcionarios. En medio de los acontecimientos del campeonato mundial de fútbol, los compañeros recibían esa “buena noticia”—entre comillas—. Cuando le pregunté el motivo—porque no había sido discutido con el sindicato—, el presidente me manifestó que se necesitaban los funcionarios para la casa central. Pero en el artículo 32 de la ley de creación de la Agencia Nacional de Vivienda—luego de que dos tercios de los funcionarios pasaran a desempeñar tareas en dicho organismo—establece que si el Banco Hipotecario necesita funcionarios deberá recurrir a ella.
 O sea, no entendemos por qué, si tenemos una ley que autoriza al directorio del banco a solicitar funcionarios a la Agencia Nacional de Vivienda, se pretende cerrar una sucursal, con lo que ésta significa para Las Piedras; como lo tienen todas nuestras sucursales. Nosotros defenderemos el “logo” del Banco Hipotecario en todo el país porque históricamente ha sido el banco de la vivienda.
 Entendemos que no se puede cerrar una sucursal de un día para otro, con argumentos tan poco consistentes,  cuando la sucursal Las Piedras tienen un área de afectación de aproximadamente 220.000 habitantes, gestiona más de 3.000 cuentas y tiene una modalidad de depósitos en garantía de arrendamientos con 892 cuentas. Se trata de un depósito por varios meses de alquiler que se les acepta a las personas que no tienen garantía de alquiler, y si bien el banco no cobra por el servicio, tampoco pierde.
 O sea que el escaso rol social que nos han dejado lo estamos tirando por la borda. Además, hay hipotecas de cuotas bajas que se pagan en la sucursal, por lo que el cierre afectaría a la clase trabajadora del lugar. Muchas veces la gente va con la plata justa para pagar la cuota, y nos ha pasado infinidad de veces en Casa Central de tener que prestarle para el ómnibus porque tuvo un reajuste en su cuenta. Entendemos que esta medida le complica la vida a la población del lugar, que tendrá dificultades a la hora de hacer un trámite, una gestión, una refinanciación. Los trámites pueden llevar una hora o más.
         Nosotros recorríamos Las Piedras y veíamos que estaba todo resuelto, que todos los comercios de Montevideo estaban proyectados ahí; pero el Banco Hipotecario, por un capricho, cierra sus puertas. Es algo que no logramos entender. Pensamos que quizá en la cabeza del Presidente predomina la visión del economista, lo que tampoco sería un justificativo dado que en el comunicado institucional que él manda a los compañeros del banco dice que el cierre previsto no es un pronunciamiento respecto a la rentabilidad de la sucursal ni al desempeño de los funcionarios. O sea que existe una valoración positiva en cuanto al trabajo de los funcionarios, lo que es determinante para considerar su traslado a Montevideo. Nosotros que conocemos la operativa del banco en Casa Central entendemos que cinco funcionarios no nos van a salvar la vida; eso es un terrible disparate. Además, como dijimos, hay una ley para hacer cumplir.
         En cuanto a lo que se gestiona de préstamos, Las Piedras se complementa en funciones con las sucursales que quedaron para la ANV: Florida, San José y Canelones, que captan todos los trámites que corresponden al banco y pasan las solicitudes a la sucursal Las Piedras para que ésta las estudie. Es una tarea  relevante. Asimismo, se tramitan préstamos del MVOTMA. Con respecto a lo que les decía sobre las cuentas en garantía de arrendamientos, éstas significan un negocio para los privados, que están cobrando un interés del 9% aproximadamente, pero es un servicio que para el banco no tiene costo y brinda gratis.
         No tengo mucho más que aportar. Quizá pueda surgir algo de lo que ustedes nos pregunten.
SEÑORA PRESIDENTA.- ¿Algún otro integrante de la delegación quiere hacer uso de la palabra?
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- No, muchas gracias.
SEÑORA PRESIDENTA.- Entonces pasaríamos al régimen de preguntas.
         Antes quisiera decirles a los señores Ediles que están en Sala o en la Barra que deben apagar o poner en silencio sus celulares.
SEÑOR REYNOSO.- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Gustavo Reynoso.
SEÑOR REYNOSO.- Agradezco por su visita a los compañeros del sindicato bancario, mi ex sindicato, aunque no tuve una buena experiencia. Fui bancario del Banco Pan de Azúcar, se imaginarán que los recuerdos no son muy buenos.
         Tengo una serie de preguntas para formular, algunas de las cuales ya respondieron durante la exposición. En primer lugar, ¿cuáles fueron los argumentos que dio el Presidente  del Banco Hipotecario para justificar el cierre de la sucursal?
SEÑORA POLLO.- El argumento que mantuvo en todo momento es la falta de funcionarios en un sector de Casa Central. Nosotros pensamos que la solución a ese problema podría ser la redistribución de compañeros y el cumplimiento de la ley, como expresé.
SEÑOR REYNOSO.- En función de esa respuesta, ¿el Presidente no esgrimió ningún justificativo de mejora de funcionamiento en cuanto al negocio bancario? ¿Simplemente es un tema de reordenamiento de funcionarios? ¿No se trata de que la sucursal perdiera plata?
SEÑORA POLLO.- No, no hay dudas sobre la rentabilidad de la sucursal. Ese es otro detalle, no se manejan números.
SEÑOR REYNOSO.- ¿Dónde deberán efectuar sus trámites y pagos los usuarios del Banco Hipotecario de Las Piedras en el caso del cierre de la sucursal?
SEÑORA POLLO.- Lo más próximo que tendrían sería Casa Central en Montevideo o la sucursal de Ciudad de la Costa.
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- El Presidente plantea hacer el pago de las cuotas por la red Abitab o por Redpagos. El problema es que si alguien se atrasa tiene que ir directamente al Banco Hipotecario porque es ahí donde pueden decidir cómo hacer la refinanciación. Es decir que alguien que no tiene plata para pagar la cuota y quiere refinanciar debe viajar a Montevideo, pagar el pasaje para el traslado y perder un día de trabajo.
SEÑOR REYNOSO.- Me quedan otras dos preguntas, señora Presidenta. ¿Cuántos créditos nuevos se manejan mensualmente, en promedio, en la sucursal?
SEÑORA POLLO.- Le cedo la palabra a la compañera Margarita Tamis.
SEÑORA TAMIS.- Bunas tardes. La sucursal Las Piedras en este período otorgó quince préstamos. Nosotros decimos que la ganancia del banco en este momento no está sólo en los préstamos nuevos –quizá me estoy yendo de la pregunta--, sino también en la recaudación y en los ahorros.
SEÑOR REYNOSO.- ¿Cuántas solicitudes de crédito pendientes de resolución tiene hoy en carpeta el Banco Hipotecario de Las Piedras?
SEÑORA POLLO.- Hay pendientes cuarenta y una solicitudes. Se otorgaron quince préstamos, y de las solicitudes ingresadas veintitrés corresponden al BHU y diecinueve a la ANV. Desde que se separó la Agencia de Vivienda hay una complementación de funciones, se atienden los dos organismos.
SEÑOR REYNOSO.- Muchas gracias, señora Presidenta.
SEÑORA PRESIDENTA.- Quiero hacer una aclaración. Ustedes saben que el Reglamento indica que los señores Ediles preguntan a la Mesa y ésta autoriza a la delegación a responder. Por razones obvias, el Cuerpo puede acordar que la Mesa autorice desde el inicio a que los integrantes de la delegación contesten a medida que los señores Ediles vayan preguntando. Si no hay ningún inconveniente puede hacerse de esa manera.
SEÑOR SARAVIA.- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Roberto Saravia.
SEÑOR SARAVIA.- Señora Presidenta: quiero darle la bienvenida a los compañeros de mi actual sindicato, AEBU. Debido a la afonía que padecemos en el día de hoy y tratando de que se entienda para la versión taquigráfica, voy a hacer una sola pregunta. ¿Existió algún contacto o reunión con el Presidente del Banco Hipotecario o con el Directorio luego de la comunicación de cierre por parte del señor Polgar?
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- Sí. Cuando nos enteramos del cierre, el sindicato bancario decidió ocupar la sucursal como una forma política de oposición a esa medida, que consideramos antipopular. El martes siguiente fuimos recibidos por el Presidente del Banco. Esa reunión duró quince minutos, es decir que nos atendió de forma breve.
         Luego tuvimos otra reunión, de aproximadamente una hora, en la que intercambiamos información sobre la situación de la sucursal de Las Piedras. Pretendíamos que se nos explicara cuál era la importancia del cierre para hacerlo tan rápido, imponiendo una fecha. Allí se nos comunicó que en septiembre u octubre la sede sería cerrada porque se necesitaban en Montevideo esos siete funcionarios, que eran indispensables para el funcionamiento del Banco Hipotecario. En un lugar donde trabajan doscientos funcionarios parece que siete importan demasiado. Además, se planteó que esos siete sueldos pesaban en el presupuesto, lo cual nos pareció ilógico y traído de los pelos. Intentamos buscarle una explicación desde los números, pero no hay números que expliquen el cierre. En esa misma reunión el Presidente nos dijo que la única desventaja de la medida era el costo político que  debía pagar por el cierre de Las Piedras, pero que él estaba dispuesto a correr con ese riesgo.
         Pedimos otra entrevista y algunos compañeros se reunieron nuevamente con él, pero la discusión giró en torno a lo mismo, sin manejar números ni una razón valedera para dejar a Las Piedras sin funcionarios y, por tanto, sin sucursal del banco. Hay que tener en cuenta, además, que dicha sede es propiedad del Banco Hipotecario. Esto es algo importante porque los únicos gastos fijos de dicha sucursal son la Contribución, la luz y el agua. Más allá de eso no vemos cuáles son los costos que justifiquen el cierre, dejando a toda una población sin el servicio del Banco Hipotecario.
      Pero, además, quisiera agregar – si me lo permiten el señor Edil y la señora Presidenta—que como sindicato bancario estamos actuando en una Comisión de Bancarización que se maneja a instancias del Ministerio de Economía y Finanzas. Y en esa reunión en la cual estuvieron directivos de todos los bancos estatales – incluido el Presidente del Banco Hipotecario—se nos comunicó por parte del economista Martín Vallcorba, que es quien dirige esa Comisión de Bancarización del Ministerio de Economía y Finanzas, que Uruguay es uno de los países con más baja cantidad de sucursales para acercarse a la gente, es decir, para que la gente se acerque y pueda utilizar el sistema bancario de una forma más fluida. 
      Somos los cuartos en la región en bancarización, y en el mundo estamos en niveles de bancarización tan bajos como algún país de África. Es decir que el uso de los bancos por parte de la población es muy escaso. Para poder aumentarlo se plantearon determinadas medidas, y una de ellas es el aumento de las sucursales para que la gente se empiece a acercar y pueda saber cómo funciona un banco y qué productos y servicios tiene que le pueda servir. Por eso, también, inclusive, hablando de descentralización, y ahora de bancarización, el cierre de la sucursal de Las Piedras cada vez nos parece más ilógico, tratándose de  un banco que, después de haber salido de una crisis, se está reestructurando y quiere crecer.
SEÑOR SARAVIA.- Para terminar, señora Presidenta, independientemente del material con el que cuentan – y que nos gustaría poder tener—la última pregunta es: ¿cómo está posicionada la sucursal Las Piedras en cuanto a cantidad de créditos con respecto a las demás dependencias del interior del país? ¿Tienen alguna información?
SEÑORA  POLLO.- En realidad, números reales no tenemos; en cuanto a movimientos, es la tercera sucursal del país.
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- De las siete sucursales que quedaron después de la reestructura del Banco Hipotecario es la tercera en importancia en el país en cuanto a movimientos.
      Quisiera agregar – si no les molesta—que un tema que se esgrime es que se dieron quince créditos. O sea,  que son pocos para una población de 200.000 habitantes. En definitiva, si tomamos en cuenta ese aspecto, quienes somos bancarios sabemos que hay una responsabilidad en la oferta. Quiere decir que la propuesta de créditos no es buena, porque si no el banco tendría mucha más cantidad de gente. Evidentemente, lo que falta es una buena propuesta por parte del Directorio del Banco Hipotecario para que la gente se acerque a sacar créditos; personas que estén acá en Sala y en muchos lugares del departamento de Canelones, y de todo el Uruguay, porque mucha  gente tiene vivienda gracias al Banco Hipotecario, pues pudo acercarse a ese crédito. Creemos que se tiene que retomar ese camino;  por eso el cierre de Las Piedras no es conveniente.
SEÑOR CAPOZZOLI.- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Carmelo Capozzoli.
SEÑOR CAPOZZOLI.- Señora Presidenta: quisiera preguntar lo siguiente: ¿cuántos empleados tiene el banco en la sucursal de Las Piedras y cuál es la totalidad de créditos que tiene el banco, en gestión y como clientes en el momento actual? Es decir, ¿cuántos clientes están trabajando con el banco en la actualidad?
SEÑORA  POLLO.- En el momento se gestionan, aproximadamente, 1.600 hipotecas que pagan y hacen sus trámites en Las Piedras; hipotecas que ya están al cobro.
         En cuanto a préstamos en gestión, tenemos  once solicitudes en trámite en lo que va del año 2010,  seis para conceder en remate, en trámite, y  dos arrendamientos con opción a compra. El arrendamiento con opción a compra es una modalidad que tiene el banco por la cual durante ocho años se paga un alquiler y, en caso de buen cumplimiento, se tiene la opción de un préstamo del banco.
         Además, quería hacer notar que la sucursal Las Piedras tiene, en este momento,  catorce viviendas libres y  tres locales para ofrecer.
 Respecto a la cantidad de empleados, son siete. Pero, en realidad, hay una compañera que hace mucho tiempo está con licencia médica por lo que no se puede contar con ella,  y otro compañero que pertenece a la Agencia Nacional de Viviendas y tampoco iría para Casa Central, por lo que serían cinco funcionarios.
SEÑOR CAPOZZOLI.- ¿Son de Las Piedras?
SEÑORA  POLLO.- Sí, son de Las Piedras.
SEÑOR CERVINI.-Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Walter Cervini.
SEÑOR CERVINI.- Quería hacer un par de preguntas, porque algunas ya fueron contestadas. Tengo entendido que a nivel privado –por intermedio de las inmobiliarias—cuando las personas no cuentan con una garantía se realiza algún tipo de depósito en el banco. ¿Es correcto?
SEÑORA  POLLO.- Exactamente, se depositan seis meses de alquiler, como mínimo --se puede depositar más--. Ese dinero da un interés; el banco sale de garantía y no hay costo para el arrendatario.
SEÑOR CERVINI.- ¿Ese trámite no se podría hacer en Abitab?
SEÑORA  POLLO.- Se puede hacer en determinados lugares privados, pero cobran un 9% de interés.
SEÑOR CERVINI.- Pero en el caso que se pudiera hacer por el Banco Hipotecario, si no estuviera más la sucursal de Las Piedras, ese trámite no se podría hacer realizar.
SEÑORA  POLLO.- No, tendrían que ir a Casa Central.
SEÑOR REPETTO (Alejandro).- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Alejandro Repetto.
SEÑOR REPETTO (Alejandro).- Muchas gracias, señora Presidenta.
      En primer lugar, damos la bienvenida al sindicato.
      Quisiera formularles algunas consultas, porque si bien tenemos entendido que es así, queremos confirmarlo con ustedes.
      En primer término, la consulta tiene relación con la población de menores recursos que trabaja con el viejo programa SIAV –o núcleo básico evolutivo--, del Ministerio de Vivienda. Estas personas ahorraban 1 o 2 UR por mes, y lo hacían directamente en una cuenta del Banco Hipotecario. En esas cuentas  hay personas que tienen ahorradas 10, 15 o 20 UR; cuando en algún momento del mes tienen alguna necesidad, retiran 1 o 2 UR y luego las vuelven a depositar. Esto ya no se podría hacer. Tendrían que trasladarse a la sucursal del Banco Hipotecario de Montevideo, con el consiguiente gasto en boleto y, como dijimos, se trata de  la gente de menores recursos.
      Por otro lado, quisiera consultar si es correcto que hay  cinco edificios que están actualmente en construcción en la ciudad de Las Piedras --edificios bastante importantes—. Se trata de viviendas nuevas que próximamente el banco va a ofrecer por intermedio de distintos programas: el programa para jubilados – que no sé si comprende que en algún momento paguen algo o no— y distintos programas para gente con ingresos de entre 20 y 60 UR, que son la franja media de la población a la que por cantidad de hijos, etcétera, el Ministerio de Vivienda contempla y les adjudica una vivienda. Esa gente actualmente está ahorrando en el Banco Hipotecario y le es muy incómodo tener que ir a Montevideo, porque no tiene la seguridad de contar con el dinero en una fecha justa del mes y, a veces,  se les podría complicar bastante trasladarse hasta Montevideo.
SEÑORA  POLLO.- Sí, lo de las viviendas es así.
      Y, justamente, es a eso a lo que apuntamos: al rol social que se cumple con respecto a la ubicación y traslado de la gente a Montevideo.
      Cualquier trámite  terminaría  haciéndose en Casa Central. En la cobranza de cuotas, que se hace por intermedio de redes privadas, cuando hay un atraso se generan problemas que terminan resolviéndose en los mostradores del banco.  Por eso resaltamos la importancia de la presencia de la sucursal.
SEÑOR REPETTO (Alejandro).- Últimamente, el Banco Hipotecario del Uruguay y el Ministerio de Vivienda han otorgado préstamos para vivienda usada y tienen los mismos problemas que planteamos.
 Por otro lado, les queríamos comentar que a la gente de menos recursos es a la que más afecta esta medida. Quienes tienen más recursos están acostumbrados a trabajar con redes privadas –Red Pagos, Abitab--.
          Insisto, las personas que tienen menos recursos, que tienen que abrir una cuenta, son las más afectadas.  Cuando la gente va al Ministerio de Vivienda, enseguida le hacen una nota y la mandan al Banco Hipotecario, donde tienen que abrir una cuenta y allí depositar sus ahorros. ¿Es correcto?
SEÑORA POLLO.- Es correcto. Ese es uno de los planteamientos que hacemos nosotros: al que afecta es al trabajador, al que tiene que alejarse del lugar donde vive. Eso se resuelve teniendo una sucursal allí. En este caso, la gente que hace los depósitos para la ANV está incluida en ese sistema.
SEÑORA PRESIDENTA.- Señores Ediles: ha terminado el tiempo fijado para formular preguntas.
SEÑOR MORANDI.- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Gustavo Morandi.
SEÑOR MORANDI.- Señora Presidenta: mociono que se prorrogue por quince minutos el tiempo para formular preguntas.
SEÑOR ACOSTA (Daniel).- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Daniel Acosta.
SEÑOR ACOSTA (Daniel).- Buenas tardes a los compañeros del sindicato al que pertenezco.
 Cuando fue creada la Agencia Nacional de Vivienda, muchos compañeros del Banco Hipotecario fueron a trabajar allí. Me gustaría que se especificara cuál fue el acuerdo entre la Representativa y el sindicato, y qué dice el Directorio del Banco Hipotecario respecto a que no van a ser trasladados los compañeros de la Agencia Nacional de Vivienda, que no van a ocupar cargos en la sucursal de Las Piedras.
SEÑORA POLLO.- El tema es el siguiente. El artículo 32 de la Ley 18125 –la cual refiere a la creación de la Agencia Nacional de Vivienda— establece que en caso de necesitar funcionarios, el banco deberá recurrir a la Agencia Nacional de Vivienda.  En dicha Agencia está un poco desordenado el tema de la redistribución de lo funcionarios, de sus estructuras… Todavía está en discusión. Entonces, lo que hemos reclamado reiteradamente, como funcionarios del banco, es que se haga cumplir la ley, que cuando el banco necesite funcionarios no se tomen pasantes –los cuales representan un gasto adicional para el banco--, no se tomen supernumerarios, sino que se traiga a los compañeros que pasaron a la ANV, a quienes ya se les está pagando un sueldo.
 El Directorio del banco no ha mostrado disposición para instrumentar el cumplimiento de dicha ley.  Lamentablemente, la ley está ahí. Entonces, ante el anuncio del cierre de la sucursal de Las Piedras y la explicación que se nos da, en el sentido de que es por falta de funcionarios en Casa Central, planteamos que se ponga que se aplique la Ley 18125, que se cumpla con lo acordado, que se busquen  los perfiles que se necesitan para Casa Central. Se fue gente con un gran caudal de información y años de trabajo. El que tenía menos, tenía veinticinco años de trabajo. Podrían traer a esa gente. Existe la previsión en el presupuesto.
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- Si me permiten, quisiera profundizar la explicación.
 Como en todas las leyes, para cumplirla se necesitan dos partes. Quienes en la actualidad son Presidente del Banco Hipotecario y Presidente de la Agencia Nacional de Vivienda trabajaron juntos en la implementación de la transformación de dicho banco y en la conformación de la Agencia mencionada.  El artículo 32 de la Ley 18125 plantea que cuando el Banco Hipotecario necesita funcionarios está obligado a  pedirlos a la Agencia Nacional de Vivienda, antes de tomar otra resolución.
 La Agencia Nacional de Vivienda tiene que cederle esos funcionarios. Lamentablemente, cuando se hizo ese pedido, hace seis o siete meses, la Agencia Nacional de Vivienda dijo que no tenía gente capacitada para pasar al Banco Hipotecario, que no cumplía con los perfiles del referido banco. Esa es una de las cosas que nos llamó poderosamente la atención, porque esos funcionarios trabajaban en el Banco Hipotecario, pasaron a la Agencia y seis meses después no servían para la función para la que se los había pedido. Entonces, a veces no se trata solamente de hacer cumplir la ley, sino que se necesita la voluntad política para que eso se efectivice realmente.
SEÑOR GARCÍA (Ricardo).- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Ricardo García.
SEÑOR GARCÍA (Ricardo).- Gracias, señora Presidenta. Les doy la bienvenida a los compañeros de AEBU.
 Por lo que he entendido, se ha violado el convenio colectivo de los trabajadores con la banca nacional y AEBU. ¿En qué instancia está esta violación? ¿Se ha hecho la denuncia ante el Ministerio de Trabajo y los Consejos de Salarios? ¿Hay alguna negociación en ese ámbito?
SEÑOR ACOSTA (Fernando).-  Sí. La Ley 18508 plantea que en caso de que  no se llegue a un acuerdo hay que llamar al ámbito superior, el cual está integrado por el Ministerio de Economía, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, la Oficina Nacional del Servicio Civil, los directorios de los bancos, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y el sindicato bancario. Ya tuvimos comunicaciones con el Ministro de Trabajo y esta semana se va a concretar la reunión con el Director de Trabajo para empezar a discutir. En realidad, no hay denuncia de convenio; lo que  estamos haciendo es pedir que se cumplan los requisitos que el convenio y la ley dictan.
 Queremos hacer una aclaración. La ley 18.508 plantea la obligación de que los funcionarios y los directorios participen en una mesa de negociación. Eso no significa que lleguemos a acuerdos. Lo que nos llama la atención es que el acuerdo existe, porque existe un convenio y está firmado. O sea, quien lo incumple en este caso es quien debería hacer cumplir la ley.
SEÑOR GARCÍA (Ricardo).- Si bien ya se ha explicado algo sobre el artículo 32 de la Ley 18.125, quisiera saber en qué instancia está el equipo jurídico de AEBU frente a la violación de la ley; porque  las leyes existen  para ser cumplidas. Usted dice que es un trato político entre el Presidente del viejo banco  y la Agencia Nacional de Vivienda, pero a mí entender, cuando está vigente una ley se debe cumplir.
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- Lo expliqué anteriormente, señor Edil. La ley existe, y el Directorio del banco realiza las solicitudes a la Agencia Nacional de Vivienda para nutrirse de bancarios; el tema es que desde la referida Agencia niegan… Por lo menos hasta ahora, la experiencia que tenemos es que plantean que no tienen funcionarios con el perfil que el banco ha pedido.
 No se trata de que uno u otro incumplan. Lo relativo al artículo 32 es un tema de voluntad política, en el sentido  que si se necesitan funcionarios la Agencia  se los ceda al Banco Hipotecario directamente.
SEÑOR GARCÍA (Ricardo).- Usted me está diciendo entonces que los funcionarios de la Agencia Nacional de Vivienda son de menor categoría que los del Banco Hipotecario o, tal vez, menos capacitados.
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- Puede ser. El caso es que los funcionarios de la Agencia Nacional de Vivienda son los mismos que tenía el banco, pero parece que en el pasaje de  un piso a otro se transformó su capacidad.
SEÑORA  POLLO.- Quisiera hacer una aclaración. Cuando se llevó a cabo la separación de funcionarios –los dos tercios—, y 650  pasaron a la Agencia Nacional de Vivienda, los mapeos no fueron prolijos. Existieron una serie de mapeos que derivaron luego en una segunda instancia en la que eligieron los cargos gerenciales. Pero no fue serio, no se estudió a los funcionarios como correspondía. Es por eso que, como sindicato,  estamos parados en esa reivindicación.
 La única experiencia que hubo para tratar de que nos devolvieran compañeros fue hace aproximadamente un año y medio. En esa oportunidad se pidieron diez funcionarios en comisión, que la Agencia  negó. Pero tratando de aplicar la ley no se realizaron pedidos. O sea, no se instrumentó la aplicación de la ley, y hasta el día de hoy es algo que le estamos reclamando al Directorio del banco en cada instancia que tenemos. Se dijo que se iba a incluir en los presupuestos, pero  consideramos que eso no existió. De todas maneras la ley estaría por encima de los presupuestos, pero nosotros no hemos tenido esa devolución al día de hoy, y a los compañeros de la Agencia que quieren volver se les genera una situación de incertidumbre.
SEÑORA DE LEÓN.- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.-  Tiene la palabra la señora Edila Pamela De León.
SEÑORA DE LEÓN.-  Ante todo agradezco la disposición de los representantes de AEBU por estar hoy aquí.
 En realidad, lo que iba a preguntar ya se ha contestado. De todas maneras, quisiera saber  en qué situación se encuentra hoy la Casa Central  a nivel de funcionarios. Es decir, si existe alguna carencia. Si bien ustedes están solicitando que se reintegren funcionarios, quisiera saber si los funcionarios de la sucursal Las Piedras tienen alguna habilidad en particular que sea necesaria para la Casa Central.
SEÑORA POLLO.-  Los compañeros de la sucursal Las Piedras son como cualquier otro, con experiencia de años en el banco. Todos  tienen ya más de veinte años de experiencia.
 En lo que refiere a la Casa Central, claro que hace falta gente.  Cuando se separó a esos dos tercios para la Agencia quedamos con un banco recién reestructurado y con un sistema informático nuevo, que hasta el día de hoy arrastra problemas. Quedamos dependiendo de la empresa Sonda para seguir llevando adelante el sistema informático que implantaron.
         No fue por falta de voluntad de los compañeros, pero el banco en determinado momento fue partido en dos. Cuando estábamos todos, la mitad de los compañeros trabajaba en el segundo subsuelo -- la implantación del sistema SIGB demoró cuatro años—y la otra mitad mantenía el banco abierto. Entonces, cuando se separó a los funcionarios, reitero, de forma poco prolija, nosotros reivindicamos el cumplimiento de la ley porque entendíamos que se llevaban un importante caudal de información. Eso se sintió, como cuando hace algunos años se realizaron prejubilaciones. Por razones operativas hay funcionarios que  cumplen durante muchos años una tarea, y perdimos gente de ese tipo; de todas maneras, no es necesario cerrar una sucursal para recuperarlos. Esto es lo que entendemos como sindicato.
SEÑOR LERETÉ.- Pido la palabra.
SEÑORA PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor Edil Juan Lereté.
SEÑOR LERETÉ.- Señora Presidenta: quiero formular solamente una pregunta.
 Todos los planteos que han realizado han sido de recibo, pero tengo la siguiente inquietud.  Cuando en el año 2002 se produjo el problema bancario, ¿ustedes estaban al tanto de que en el marco de la ayuda internacional crediticia –más bien ayuda financiera--, con el Fondo Monetario Internacional, se manejó la posibilidad de liquidar algunas agencias del interior? ¿Estaban al tanto de eso?
SEÑOR ACOSTA (Fernando).-  Vamos a hacer algo de historia, porque si bien la pregunta es corta, concreta, la respuesta implica  remitirnos a la historia.
 En el año 1987 se realizaron dos acuerdos – SALT 1 y SALT 2-- con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial –firmados por el Ministro de Economía del momento, Ricardo Cervino--, por los que el gobierno uruguayo se comprometía  y tenía que achicar la banca oficial del país: Banco República, Banco Hipotecario y Banco de Seguros.
SEÑORA PRESIDENTA.- Ha expirado el tiempo dispuesto para formular preguntas por parte de los señores Ediles.
SEÑOR REYNOSO.- Señora Presidenta: mociono que se prorrogue por cinco minutos.
SEÑORA PRESIDENTA.-  Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción formulada por  el señor Edil Gustavo Reynoso.
 Puede continuar  el señor Fernando Acosta.
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- Como decía, se firman  dos acuerdos, los que se comienzan a implementar a partir del año 1990.
 El Banco República le pone un techo a sus depósitos: a partir de marzo de 1990 el excedente del patrimonio tenía que depositarse en bancos fuera del país. Quizá los más jóvenes no lo recuerden, pero los más veteranos recordarán que teníamos U$S 2.500:000.000 ó U$S 3.000:000.000 en  Nueva York –por eso se abrió la sucursal en aquella ciudad—lo que se debió traer a raíz de la crisis de 2002, y quedamos en franca desventaja.
 Una de las cláusulas era que el Banco Hipotecario debía cerrar. Pero en un país donde el cierre de una empresa generó un plebiscito histórico, evidentemente, el cierre del Banco Hipotecario hubiese generado  otro. Lo que ocurrió fue que se implementaron políticas de manejo de dinero, que todos conocemos. El Banco Hipotecario tomaba dinero en dólares, pero el pago era en pesos. Entonces, el descalce de moneda provocó, más allá de los negociados que hubo dentro del Banco –que en los últimos años han sido de público conocimiento—que la institución prácticamente quebrara. No quebró porque la gente siguió pagando sus cuotas y siguió ahorrando, pues continuaba confiando en que el Banco Hipotecario era la solución para la vivienda.
 Teniendo en cuenta esta historia, luego de tantos años y luego de la inversión realizada por el pueblo uruguayo para mantener este sistema, nos parece que no es conveniente que el banco achique su red. Por eso queremos defender la presencia y actividad del Banco Hipotecario, y multiplicarla, porque sigue siendo el banco de ahorro para  vivienda de los uruguayos.  Hasta que no nos presenten algo mejor, es lo que tenemos.
SEÑORA PRESIDENTA.- No habiendo más Ediles anotados para hacer uso de la palabra, agradecemos la presencia de los invitados.
SEÑOR ACOSTA (Fernando).- Señora Presidenta: somos nosotros los que queremos agradecer el haber sido recibidos por usted y por el Cuerpo que  preside.
SEÑOR REYNOSO.- Solicito un cuarto intermedio de cinco minutos a los efectos de despedir como corresponde a la delegación del sindicato bancario.
SEÑORA PRESIDENTA.- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la moción formulada por el señor Edil Gustavo Reynoso.

Domingo, 15 de Agosto de 2010 20:47. Redactor Responsable: Alberico Barrios celular 094401337. CANELONES

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJose Abel Zarza

Que podemos esperar del parlamento canario,si la misma junta departyamental no tiene capacidad edilicia, vergonzoso,como puede un edil desempeñar su funcion en ese lugar? y sumado a la incapacidad de la bancada oficialista que tienen los votos y nada hacen para solucionar los mismos temas que atañen a la junta departamental, no es saludable atender sindicatos, comisiones de fomento,vecinos desesperados para que le solucionen temas y es solo una pantalla la junta departamental y quien paga JUAN PUEBLO o noooooo?

Fecha: 16/08/2010 21:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.



CANTIDAD DE LECTORES



< >

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris