Facebook Twitter Google +1     Admin











Bandera del Uruguay

Escudo Uruguay

Escudo de Canelones - Uruguay

Bandera de Canelones - Uruguay
www.elcorresponsal.com.uy
El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien


EL CORRESPONSAL Diario de Canelones, Uruguay


Redactor Responsable: Periodista Albérico Barrios. C.I.: 1812264-8
Domicilio Avenida Bv. Artigas 1381 apto 301, entre Rodó y Chaná.

Teléfono 094401337
Email: alberico.barrios@gmail.com

Empresa Editora: RUT 212348520014 Administración: Avenida Bv. Artigas 1381 /apto 301 entre Rodó y Chaná (C.P. 11.200) Montevideo - URUGUAY


Archivos | RSS | Admin


<div style="background-color: #f7e308;"><a href="http://www.adamazer.com/" title=""></a></div>

Los Comunicadores del Estado

20160731225733-periodismo-estatal.gif

URUGUAY, MONTEVIDEO (www.elcorresponsal.com.uy) El Gobierno tiene problemas de comunicación, según se ha admitido desde el Ejecutivo. ¿Falta gente? Rompkbzas dedicó las últimas 3 semanas a relevar con el mayor detalle posible cuántos son y dónde se desempeñan “Los Comunicadores del Estado”. Este informe no es para dar nombres, ni para decir qué está bien y qué está mal, qué es justo y qué es injusto, si no para dar a conocer al menos, parte de la realidad laboral de aquellos que mediamos entre la información y los receptores de la misma.

Lo que conforma este trabajo son datos y hechos confirmados y algunas proyecciones con un criterio matemático "pesimista", considerando solo los números más bajos. Son importantes estas salvedades porque los que transmitimos información, no solemos ser buenos receptores.

De cada 3 comunicadores uruguayos, 1 trabaja para el Estado.

TV Ciudad es el organismo público que más gente ocupa, seguido del IMPO, Presidencia, TNU (Canal 5), Antel, Primaria, OSE, el Ministerio de Ganadería y el Poder Legislativo.

El 50% de los periodistas tienen más de un empleo según datos de la Asociación de la Prensa del Uruguay. La mayoría gana entre uno y dos sueldos mínimos por cada empleo. Hay una decena de comunicadores que facturan por encima de los 200.000 pesos uruguayos, generalmente sumando varios empleos. Unos 100 comunicadores, tienen facturación superior a los 100 mil pesos. Los empleos mejor remunerados están en los diarios y en la TV abierta.

Muchos venden publicidad para sostener sus espacios de comunicación, sobre todo en el llamado “periodismo deportivo”.

La mayoría de los empleos en el sector se consiguen sólo si el comunicador tiene una empresa unipersonal. Esto implica que no recibe ni salario vacacional ni aguinaldo, y debe hacerse cargo de pagar DGI, Fonasa y BPS.

Según cifras proporcionadas por la Asociación de la Prensa del Uruguay (APU) a Rompkbzas, en el país unas dos mil personas se desempeñan como periodistas en los distintos medios de comunicación. 615 están afiliados a APU. Por su parte 925 comunicadores trabajan para el Estado. 

No hay paros de periodistas salvo en casos extremos como fue el del diario La República o el desaparecido Últimas Noticias o más recientemente en los medios del Estado donde surgieron diferencias por atrasos en los pagos.

Del Instituto Profesional De Enseñanza Periodística (IPEP) egresan por año 150 alumnos de las carreras, periodismo general, periodismo deportivo, locución y conducción. 50 trabajan en medios luego de egresados. De la Facultad de Información y Comunicación (FIC - UdelaR) egresaron en la última década unas 160 personas por año en promedio. De la Universidad Católica egresan titulados, unos 100 comunicadores al año. En la Universidad ORT, no pudieron darnos la información. En el caso de la UTU de Comunicación Social, tampoco nos brindaron la información requerida.

Estimaciones realizadas sobre estos números indican que unas 2600 personas egresaron de las distintas carreras para dedicarse a la comunicación en los últimos 10 años.

Muchos, si no la mayoría de los comunicadores y técnicos que se encargan de la comunicación del Estado, no son funcionarios públicos sino contratos de arrendamiento de obra, como quién construye un puente o pavimenta una ruta. Esto implica que no tienen la estabilidad laboral de los funcionarios públicos que realizan las mismas tareas y generalmente tampoco disfrutan de los mismos beneficios.

Asimismo y por razones burocráticas inherentes a la peculiar forma de contratación que tiene el Estado, hay casos de comunicadores que han estado hasta seis meses para cobrar sus haberes todos juntos. Eso sí, sin ningún tipo de intereses a su favor. Tenemos por lo menos tres casos confirmados.

Si bien el objetivo de este informe no es dar nombres ni acusar a nadie de nada, sí estamos en condiciones de contar algunos casos que se dan en la peculiar relación entre los comunicadores y el Estado.

Hay presentadoras de televisión privada con más de un programa a su cargo que trabajan en la comunicación institucional de varias reparticiones del Estado. Hay por los menos dos casos confirmados. Hay presentadores que trabajan para varios medios públicos y privados. Hay periodistas que trabajan para políticos como asesores y se desempeñan en medios de comunicación.

Existe por lo menos un caso de un comunicador con multi-empleo en el sector privado (más de cinco trabajos confirmados), que ostenta un cargo público en un ministerio y está en comisión de un senador de la República.

Hay entre 50 y 70 periodistas que dejaron la profesión activa en la última década para pasar a desempeñarse en empresas privadas de comunicación institucional, industrias, bancos privados y públicos, y para la estructura de los partidos políticos. De ellos -en un número difícil de estimar- más de media docena trabajan para sectores de los cuales informan en el desempeño de su tarea periodística en medios públicos y/o privados.

Hay al menos un periodista que trabaja en la comunicación de una repartición estatal y también para un sindicato. Hay comunicadores que trabajan profesionalmente para el Estado y un medio, en temas diferentes. También hay una presentadora de TV que es recogida de su trabajo privado por un auto oficial para poder cumplir con sus horarios en el Estado.

Otra cosa que nuestros informantes denuncian es que varios comunicadores que estuvieron desempeñando tareas en la comunicación institucional en pasadas administraciones fueron compensados con trabajos en medios públicos. Los sueldos que reciben son una vez y media superiores a los de sus colegas en ámbitos privados y hay ejemplos de periodistas que reciben salarios de 35 mil pesos uruguayos por la conducción de programas en horarios laterales cuando en medios privados, esos mismos espacios se arriendan a particulares al no tener rating.

Un reconocido panelista de radio y televisión está en comisión de una intendencia del interior y pasó años cobrando un salario sin cumplir una función. Hay al menos un presentador de TV que dejó un trabajo público por entender que entraba en conflicto de intereses. Otro, mantiene su trabajo en el Estado pero en un área que no tiene vinculación con la comunicación.

Existen también profesionales que se abstienen de participar en los temas que entran en conflicto de intereses cuando desarrollan sus tareas en medios privados.

Fuentes de Rompkbzas dijeron que les llama la atención como comunicadores vinculados a la lista 711 de Raúl Sendic son los responsables de la difusión de información de la mayoría de los ministerios y entes públicos aunque los jerarcas pertenezcan a otros sectores políticos.

Todos los cálculos se realizaron “a la baja”, con “criterio pesimista” como se dice en matemáticas, considerando el número más bajo.

No fue posible recabar información de las múltiples direcciones que tienen los diferentes Ministerios y tampoco, por razones de tiempo, se pudo conseguir datos de algunas reparticiones del Estado. La cifra final es superior a la que manejamos.

Números Puros:

Por lo menos 925 funcionarios cumplen tareas para el Estado en materia de comunicación. Al menos 198 trabajan para el Poder Ejecutivo incluidos los ministerios. Seis lo hacen en el Poder Judicial. Hay un mínimo de 28, en el Poder Legislativo y 177 en las Intendencias. Entre todas las empresas públicas, el número asciende a 101. Por lo menos 36 de estos trabajadores, también se desempeñan en medios de comunicación.

El capítulo cuarto del Código de Ética Periodística de la Asociación de la Prensa del Uruguay bajo el título “Conflictos de interés” establece que “Fortalece la credibilidad del periodista evitar el desempeño de cualquier actividad que afecte su independencia y el derecho de la ciudadanía a ser informado con honestidad”.

El documento señala a continuación que “es recomendable evitar el desempeño simultáneo de otras tareas remuneradas vinculadas a la comunicación, en dependencias de cualquier organismo público, empresa privada, grupo político u organización no gubernamental”.

En la Presidencia de la República trabajan 63 personas en el Departamento de Comunicación institucional, según dijo a Rompkbzas, José Luis Veiga, director del área. Son todos funcionarios públicos, algunos en comisión desde otras áreas del Estado y ninguno desempeña tareas en medios de comunicación. Sólo un comunicador no es funcionario público y su contrato fue renovado para esta administración luego de haberse desempeñado a conformidad en el anterior período. 

Los funcionarios desarrollan la página web, se encargan de la transmisión de los Consejos de Ministros, conferencias de prensa en Torre Ejecutiva y editan productos de audio y video entre otras funciones. La nómina  incluye, redactores, camarógrafos, fotógrafos, editores, diseñadores y técnicos de sonido.

En el Ministerio de Salud Pública, en el departamento de comunicación, son 13 personas. Una persona atiende el servicio 0800, tres personas el archivo y dos administrativos y 8 comunicadores realizan tareas para redes, web, campañas, materiales y coberturas. Además un periodista que se desempeña en el sector privado oficia de consultor. El área está a cargo de una periodista de larga trayectoria que dejó el ejercicio profesional al ingresar al Estado.

En la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior, trabajan 10 personas, incluidos comunicadores y técnicos. Uno solo desempeña tareas fuera del Ministerio. Es el caso de la subdirectora que también trabaja en TV Ciudad.

En las Jefaturas de Policía de cada departamento, hay al menos una persona destinada a la comunicación, por lo que es posible calcular que además del personal de Unicom, hay otras 19 personas abocadas a la tarea. 

En la Cancillería son 5 los funcionarios que trabajan en la dirección de Prensa. Todos en régimen de exclusividad.

En el Ministerio de Defensa, en la parte de prensa, trabajan 4 comunicadores, sin contar a los encargados del área en las distintas fuerzas armadas.

En el Ministerio De Ganadería, Agricultura y Pesca trabajan 22 personas en la sección de prensa. Al menos uno realiza tareas para medios de comunicación.

En cuanto al Ministerio de Turismo trabajan tres licenciados en comunicación y tres técnicos en comunicación egresados de UTU. 

En el Ministerio de Transporte trabajan nueve personas en el departamento de comunicación, dos periodistas recibidos y siete funcionarios.

Por el lado del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social trabajan siete funcionarios en el área de comunicación, cuatro son licenciados, además de técnicos y diseñadores gráficos.

En tanto, en el Ministerio de Vivienda trabajan cuatro personas en el área de comunicación.

Para el Ministerio de Educación y Cultura hay 16 empleados en esta área. 

Tres son los licenciados en comunicación que trabajan para el Ministerio de Economía.

En el Ministerio de Industria trabajan 6 personas.

La unidad central de comunicación del Mides cuenta con 14 personas, en Inmujeres y en el Inju trabajan referentes en comunicación. Son 16 personas en total.

En la Cámara de Diputados trabajan tres funcionarios preparados para la tarea y cinco lo hacen en el área de prensa del Senado de la República. Ninguno desempeña tareas en el sector privado.

En el Parlamento, además, hay periodistas dirigiendo la comunicación de cada una de las bancadas y aproximadamente cada cinco legisladores, hay otro encargado de prensa.

Según fuentes de Rompkbzas, estos profesionales trabajan a destajo y reciben unos .000 uruguayos de parte de cada legislador al que le consiguen participación en medios, sin pago de obligaciones sociales y totalmente “en negro”. En este caso, serían otros 20 los profesionales. Los presidentes de ambas cámaras tienen sus propios encargados de prensa, también tercerizados. Además, varios legisladores de varios partidos políticos recurren a “agencias de comunicación”, a veces de forma puntual y otras de forma permanente.

En la Fiscalía General, hay un solo periodista y una funcionaria encargados del área de comunicación. En la Suprema Corte de Justicia, seis personas se encargan de la comunicación institucional. Son todos funcionarios del Poder Judicial y en realidad se trata de un juzgado reconvertido en Unidad de Comunicación al no haber presupuesto previsto para ello. Según pudo saber Rompkbzas, si mañana la Suprema Corte lo decide puede convertir la Unidad en un juzgado ya que los funcionarios son análogos a los que tiene una repartición de este tipo.

En la Corte Electoral en Secretaria de Comunicación y Relaciones Públicas, trabajan dos personas en exclusividad para todo el país. La oficina fue creada recién el año pasado y depende de la Presidencia del organismo. Se puede estimar que para cada una de las Juntas Electorales del país hay al menos otras 19 personas como mínimo.

En la Secretaría de Relaciones Públicas del Codicen trabajan ocho personas en régimen de exclusividad, ya que dos de los funcionarios se jubilaron de sus tareas privadas. En Primaria en el Departamento de Comunicación Social trabajan 23 personas entre comunicadores y técnicos. Entre ellos hay dos periodistas con trabajo en medios de comunicación. Uno de ellos con dos programas de larga duración en televisión abierta. En UTU son 16 y uno de los comunicadores trabaja para un medio de comunicación. En Secundaria trabajan siete personas entre comunicadores y técnicos. Su directora, vinculada a TNU (Canal 5) durante 15 años, renunció a su puesto al asumir el cargo por entender que hay incompatibilidad en la función.

En la Universidad de la República indicaron que tienen una Unidad de Comunicación Central, unidades de comunicación en algunas las comisiones sectoriales como Extensión, Interior, en los centros regionales litoral, norte y este; y en unos cuantos servicios como las Facultades, por ejemplo.

En estos días se está haciendo un relevamiento de esta información, ya que están preparando un encuentro de comunicadores de la Udelar para el mes de setiembre. También existe una Comisión Coordinadora de la Comunicación Central de la Udelar que es una comisión co-gobernada que hace los lineamientos estratégicos de la Comunicación de la Udelar. Es posible estimar que son no menos de 18 personas, si en cada uno de los servicios y facultades se desempeñara solo una persona para la tarea.

Entre las 19 intendencias municipales, hay 177 funcionarios en el área de comunicación y prensa.

La Intendencia de Montevideo es la que mayor cantidad de funcionarios tiene, con 51, de los cuales ninguno trabaja en medios de comunicación privados porque, según dijeron a Rompkbzas, tratan de que no se mezclen los trabajos. En cantidad de trabajadores, le siguen Canelones, Cerro Largo y Paysandú con 13. Ocho tienen Rio Negro, Salto, Rivera y Maldonado. En Florida trabajan siete empleados; seis en Durazno, Artigas, Colonia y Lavalleja. En Tacuarembó trabajan cinco funcionarios. Cuatro lo hacen en: Flores, Soriano, Treinta y Tres y Rocha. Y San José es el departamento que menos personas dedicadas a la comunicación tiene, con solo tres personas.

De las 177 personas que trabajan en las intendencias, 25 lo hacen también en medios privados.

En la Sala Zitarrosa, dependiente del departamento de Cultura de la Intendencia de Montevideo, trabajan dos personas en el área de comunicación.

En las empresas públicas, también hay amplios planteles de personas dedicadas a la comunicación institucional.

En el Banco de Seguros hay un total de 17 trabajadores en el departamento de comunicación interna, marketing y relaciones públicas.

En el área de comunicación de UTE hay cuatro personas en funciones, ninguno lo hace para algún medio. Dentro de la gerencia de comunicación sí hay una persona que trabaja para un medio de comunicación.

Según datos proporcionados por la secretaría de Prensa de Antel, en esa dependencia trabajan 26 licenciados en ciencias de la comunicación. Información complementaria de Antel indica que en el Área Comunicación e Imagen, se desempeñan cuatro licenciados en comunicación social y ocho funcionarios no profesionales, idóneos en la materia de periodismo, fotografía y diseño gráfico. En total 38 personas realizan la comunicación de la empresa.

En OSE trabajan 28 personas, según confirmó la encargada de comunicación. Incluye orientación al público, central telefónica, responsabilidad social, ciclo educativo, cooperación nacional e internacional, diseño corporativo, comunicación externa e interna, prensa, protocolo, audiovisual, fotografía, redes sociales, web e intranet.

En Ancap hay 10 personas en total integrando el equipo de comunicación. Tres de ellos son quienes hacen prensa. En ALUR, en tanto, trabajan dos personas.

Por el lado de la DGI hay dos asesores de comunicación, mientras que en el Banco Central hay 11 funcionarios en el equipo de comunicación, sólo una persona trabaja en medios.

En el LATU hay dos personas trabajando, ninguno se desempeña como periodista. Del Plan Ceibal no se pudo obtener información por falta de respuesta. Sí está confirmado que en la difusión de esta actividad participa la conductora de un informativo de televisión, por lo que es posible inferir que hay al menos una persona encargada de la comunicación.

En el Instituto Nacional de la Carne (INAC) hay dos personas trabajando, mientras que en el Inumet trabaja un comunicador.

El equipo de comunicación del INAU está integrado por cinco personas en total: tres licenciados y dos técnicos en comunicación.

En este momento hay siete personas en el equipo de comunicación de Aduanas.

En TNU (Canal 5) trabajan 58 personas, según información del canal. Son 20 periodistas, ocho presentadores y 30 editores, camarógrafos, productores, etc. Si bien esta información es oficial, parece un número bajo para un canal de TV. Falta considerar acá los programas en régimen de coproducción que contratan el espacio en el canal. Estimamos -a los efectos del cálculo- un mínimo del 50% más, por lo que podríamos sumar al menos otras 27 personas. Una cantidad no determinada trabaja para otros medios. Mientras tanto en el SODRE trabajan 15 personas entre el auditorio, escuelas, central, orquesta, etc.

En TV Ciudad trabajan entre 100 y 120 personas de acuerdo a la información que recabó Rompkbzas de diversas fuentes. Para el informe consideraremos 110, personas. Un número no determinado también trabaja para otros medios u oficinas públicas.

En el IMPO, el Centro de Información Oficial -antes Diario Oficial-, trabajan 75 funcionarios. De ellos, 70 son presupuestados y cinco están en comisión. Ninguno desempeña tareas en un medio de comunicación privado o público. La lista completa de los funcionarios con nombre y apellido puede encontrarse en www.impo.gub.uy.

No fue posible recabar información de las múltiples direcciones que tienen los diferentes Ministerios y tampoco, por razones de tiempo, se pudo conseguir datos de algunas reparticiones del Estado. 

La cifra final es superior a la que manejamos. (Publicado el jueves 28 de julio del 2016 a las 15:46 hs en El Espectador por el programa Rompkbzas)

Domingo, 31 de Julio de 2016 18:57. Redactor Responsable: Alberico Barrios celular 094401337. MONTEVIDEO

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Ańadir un comentario



No será mostrado.



CANTIDAD DE LECTORES


>
<>

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris