Facebook Twitter Google +1     Admin











Bandera del Uruguay

Escudo Uruguay

Escudo de Canelones - Uruguay

Bandera de Canelones - Uruguay
www.elcorresponsal.com.uy
El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien


EL CORRESPONSAL Diario de Canelones, Uruguay

Redactor Responsable: Periodista Albérico Barrios. C.I.: 1812264-8
Teléfono 094401337
Email: alberico.barrios@gmail.com
Avenida Bv. Artigas 1381 /apto 301 entre Rodó y Chaná (C.P. 11.200) Montevideo - URUGUAY


Archivos | RSS | Admin


El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien<div style="background-color: #f7e308;"><a href="http://www.adamazer.com/" title=""></a></div>

La generosidad chavista ya no es lo que era

20121027161618-mujica-chavez.jpg

URUGUAY, CANELONES, Bolivar (www.elcorresponsal.com.uy) por Sebastian Cabrera (Suplemento QUEPASA Diario EL PAIS) LA SEMANA 27/10/2012/ Página 4) En Pueblo Bolívar, departamento de Canelones, no se recibe un peso de Venezuela desde 2007. Y en el "espacio bolivariano" de Shangrilá esperan desde mayo por pintura para la biblioteca. 

Pueblo Bolívar es un paraje rural más bien pobre y de casas humildes al noreste de Canelones. Lo que lo diferencia de cualquier otro paraje más bien pobre y de casas humildes en cualquier otro lugar de Uruguay es que desde 2005 sus pobladores viven pendientes de la generosidad del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reelecto por tercera vez el domingo 7.

El problema es que esa generosidad de la autodenominada "Revolución Bolivariana" se terminó el 28 de julio de 2007, cuando se inauguró el moderno edificio del centro cívico.

Ese fue el último aporte económico de Chávez. Los vecinos de Bolívar lo repiten a quien quiera escuchar: ya no hay dinero de Venezuela. Se acabó. Y deslizan que el presidente venezolano, quien visitó el pueblo el 8 de diciembre de 2005, se olvidó de ellos. La expectativa por haber sido el pueblo elegido por Chávez se desvaneció hace rato. En Bolívar muchos siguen viviendo en la pobreza (o casi) y las cosas no han cambiado tanto. 

La asociación de vecinos ha hecho gestiones para que Venezuela retome el apoyo y concrete una inversión, ya sea agrícola o industrial, que dé trabajo a buena parte de los 139 habitantes del lugar. A pesar de que hay un convenio firmado por los dos gobiernos que plantea el desarrollo agrícola en la zona a través de un "Núcleo de Desarrollo Endógeno Binacional", nada de eso se ha concretado.

El centro cívico tiene un gran salón comunal, una policlínica (equipada por el Ministerio de Salud Pública), baños y vestuarios cuyas paredes están revestidas con pequeños y coquetos azulejos, además de una cancha de fútbol.

El edificio contrasta con el entorno humilde que lo rodea. Dicen que costó unos 500.000 dólares. En 2005 la entonces embajadora en Uruguay, María Lourdes Urbaneja, se enteró que este pueblo fundado en 1886 llevaba su nombre en homenaje al libertador Simón Bolívar. Urbaneja lo comunicó a Chávez, quien de inmediato prometió apoyo económico a la localidad.

Lo curioso es que no está tan claro que el paraje se llame así por el prócer venezolano. Armando Larrañaga, el policía de Bolívar, dice que le contaron que en realidad el nombre es en homenaje a una de las primeras familias que se radicó en la zona. Quienes rodean a Larrañaga callan.


-¿No es por Simón Bolívar entonces?
-No, no -responde con naturalidad, mientras muestra el centro cívico-. Parece que es por esa familia.


A Chávez no le llegó esa historia o, en todo caso, prefirió ignorarla. Porque él estaba decidido a ayudar a este pueblo "hermano". Lo primero que hizo fue mandar a construir un puente, que bautizó como "Puente de la Hermandad" y que inauguró junto al ex presidente Tabaré Vázquez y el intendente canario Marcos Carámbula aquel 8 de diciembre de 2005. El cartel que recuerda esa fecha, y donde se lee el nombre del puente, se cayó hace varios meses. Algunos vecinos dicen que lo tiró un temporal. Otros, que le pasó por arriba un camión.


Pero aquella no sería la primera ni la última vez que Chávez contribuiría con el bienestar de un lugar ubicado a miles de kilómetros de Caracas.

De hecho, durante años el presidente venezolano se ha dedicado a regalar dinero a gobiernos amigos.
En la última campaña electoral el candidato de la oposición, Hernán Capriles, se quejó por las donaciones de Chávez en el exterior y estimó que ascienden a unos 6.000 millones de dólares. Puso el ejemplo concreto del Hospital de Clínicas de Montevideo, donde Venezuela aportó 20 millones de dólares. De esos 20 millones, Uruguay debe devolver solo 10. Según publicó El País hace unos días, el gobierno de José Mujica pretende pagarle a Venezuela con medicamentos y capacitación.


El gobierno de Chávez también ha colaborado con empresas autogestionadas, como la fábrica de Envidrio (cuatro millones de dólares), Funsa (300.000 dólares) y la curtiembre Uruven (800.000 dólares).


En 2008 donó la pantalla gigante para el Estadio Centenario, que costó unos 600.000 dólares. Y, claro, también le vendió petróleo a Ancap a precios subsidiados. La petrolera uruguaya saldó hace poco su deuda de 860 millones de dólares con Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que además tiene el 10% de las acciones de ALUR. Venezuela, a su vez, compró casas prefabricadas a la empresa Umissa y software a firmas uruguayas. Eso era parte del acuerdo del Fondo Bolívar Artigas, que pretendía mejorar el intercambio comercial entre los dos países.


Además, en las últimas semanas el senador comunista Eduardo Lorier sugirió que el gobierno de Chávez podría participar en una eventual línea aérea de bandera nacional. La "generosidad" chavista también se ha dado en proyectos mucho más puntuales, como la donación de 46 computadoras a siete escuelas públicas uruguayas. O la colaboración con la plaza Alí Primera en Nicolich, Canelones (ver recuadro). O la construcción del Centro Cultural Simón Bolívar, junto a la embajada, en la Ciudad Vieja. Allí se hacen talleres, hay conciertos musicales y funciona una biblioteca.


Otros no tuvieron tanta suerte. Los responsables de la biblioteca "popular" de Shangrilá se aburrieron de las promesas de la embajada de Venezuela. A esa biblioteca se la conoce como "Espacio Bolivariano" porque está en la calle Venezuela, cerca de la plaza Venezuela y frente a la escuela pública Libertador Simón Bolívar.


La comisión pro-fomento de Shangrilá ha construido un edificio nuevo de dos pisos para la biblioteca, que costó dos millones de pesos. La mitad lo puso el Ministerio de Transporte y a la otra mitad se llegó con colaboraciones de vecinos y empresas. La biblioteca tiene más de 1.700 usuarios, la mitad escolares. "Pedimos colaboración a la embajada y hasta ahora solo nos han apoyado con actividades culturales", dice Edelweiss Zahn, bibliotecóloga jubilada e integrante de la comisión. En mayo el embajador se comprometió a encargarse de la parte exterior del edificio: iba a poner la pintura y el personal para pintar.


Pero pasaron los meses y nada sucedió. La obra de la nueva biblioteca está prácticamente terminada y a esta altura dudan seriamente que aparezca la pintura y los pintores. "Seguimos esperando", dice Zahn. "Hace un tiempo vino alguien de la embajada a ver la obra. Parecía que la cosa arrancaba. Pero no".


-¿Y ustedes han llamado a la embajada a preguntar qué pasó?
-Sí, reiteradas veces. Porque además la embajada nos iba a gestionar el apoyo de PDVSA y del Bandes. Pero como que te cansás... ¿Viste?


PUEBLO CHAVISTA. En la página web de la embajada de Venezuela en Uruguay se afirma que desde 2005 los habitantes de Pueblo Bolívar "tienen a su disposición un nuevo diseño, cuya base conceptual está fundamentada en los principios de la alternativa bolivariana para los pueblos de nuestra América, donde la solidaridad y la cooperación trazan un camino de hermandad y unidad, proyectado hacia un horizonte de libertad y soberanía".


Tal vez no sea para tanto. Igual, en Bolívar -un pueblo donde siempre gana el Partido Nacional, la última por 130 a 13 votos- casi todos querían que volviera a ganar Chávez en Venezuela. Nadie iba por Capriles. Nadie lo dijo, al menos.


Aida Beras, una jubilada que además es tesorera de la asociación civil de Bolívar, se ríe cuando recuerda "todo lo que dijo `el contrario` en la campaña electoral", aquello de que "allá Chávez no hace policlínicas y en Uruguay sí". Otra vecina, Elida Pérez, le responde que el presidente venezolano en el fondo quiere al pueblo y que por eso los ha ayudado.


Si Chávez no fuera presidente de Venezuela ellos no tendrían, por ejemplo, el puente que ayuda a que la cañada que pasa al lado del pueblo no corte el camino de acceso a la ruta 7 cuando llueve mucho. De ese puente se habló bastante en Venezuela: se dijo que era una gran obra y la oposición lo criticó.


Pero, la verdad, es un pequeño puente que no tiene ni barandas. El alcalde de Tala Mario Pérez, cuya jurisdicción abarca al Pueblo Bolívar, cuenta que en 2005 -cuando era diputado- conversó con un parlamentario venezolano en la cumbre del Mercosur. El venezolano le sacó el tema de que Chávez iba a inaugurar un "fabuloso" puente. Pérez se empezó a reír. "¿Puente? No muchacho, ¿quién te dijo eso?", le respondió. "Es una calzada que llevó unas bolsas de portland".


Rito Martínez, dueño del almacén Bolívar y ex presidente de la asociación civil local, también le quita trascendencia al costo de aquella obra. "Fueron 40 bolsas de portland, no más", dice.


En 2006 Venezuela donó una computadora a la escuela del pueblo, la Simón Bolívar (la grandilocuencia chavista llevó a poner una placa que dice "aula de computación" en la salita de la escuela donde estaba esa única computadora). También regaló un equipo de música, un televisor y un aparato de DVD. Además, bicicletas y mochilas con útiles para los 20 alumnos.


Un año después, en 2007, se inauguró el centro cívico, un moderno edificio alargado de paredes con ladrillo a la vista. Tras aquella inauguración, Martínez fue varias veces a la embajada a pedir nuevas colaboraciones. La última vez hace un año y la respuesta siempre es la misma: no. "Es como que se agotó la ayuda para Bolívar", dice el almacenero, resignado.


Eso sí, hay ayudas de otro tipo, de esas que no vienen con dinero. "Aparecen por acá, te dan charlas, preguntan cómo está la cosa, pero nada más", cuenta. Hace dos fines de semana, por ejemplo, visitó el pueblo alguien vinculado a la embajada. Pero nadie sabe explicar bien quién era ni a qué fue. Sí que reiteró el mismo concepto: dinero no hay.
Qué Pasa pidió una entrevista con el embajador de Venezuela, Julio Chirino, pero al cierre de esta edición no había habido una respuesta positiva ni negativa.


MAMOTRETO. Martínez hace algo de autocrítica y admite que tal vez ellos no supieron explicar las necesidades del pueblo. Y dice que no pudieron "sacarle el jugo" al dinero venezolano. "Igual estamos agradecidos con lo poco que nos dieron. Nadie viene y te regala nada y ellos vinieron y regalaron".


Y entonces cuenta: "Fíjese que ahora tenemos un salón multiuso pero acá nadie hace fiestas de 15 porque el poder adquisitivo no da. Y tenemos una cancha de fútbol, la única con riego artificial en todo Canelones, pero acá no hay cuadro de fútbol". A la policlínica sí se le ha sacado provecho. Está abierta de lunes a sábado y una vez por semana va una doctora de medicina general.


El alcalde coincide en que la gran obra del centro cívico ha servido para poco y que no se precisaba. "Fue demasiado mamotreto para la población que hay", opina. Ahora el salón lo alquilan para fiestas a gente de Tala o Fray Marcos. Una vez por mes van a tocar los grupos Sonido Cotopaxi y Los Graduados, que alquilan el sitio. De hecho, cuando los vecinos muestran el salón a Qué Pasa, Aida Beras pide disculpas porque "está un poco sucio". Todavía no lo limpiaron después de la última fiesta. En la vuelta hay alguna vaca y pasa gente a caballo, que llega a atenderse a la policlínica.


En una de las paredes exteriores del edificio hay una placa que recuerda que la obra es un "compromiso asumido" por Chávez. También hay un busto de Bolívar y otro de Artigas, cada uno con una pequeña biografía debajo. Las banderas de Uruguay y de Venezuela, en perfecto estado, están bien guardadas en un depósito.


A la cancha, al lado del centro cívico, le llaman "el estadio" y en estos días tenía el césped un poco largo. El problema es que no se construyó con las medidas mínimas exigidas por la Organización del Fútbol del Interior (OFI) y ahora hacen gestiones para ensancharla. Para eso hay que cortar algunos árboles y ocupar parte de una calle. "Porque de largo está bien", explica Beras, que parece casi una entendida en el tamaño de las canchas de fútbol. Igual, el Peñarol de la vecina Fray Marcos usa el sitio en forma habitual.


Con el alquiler del salón y de la cancha (además de una cuota social de 20 pesos que pagan los vecinos) intentan mantener el centro cívico. Porque de eso no se hace cargo la embajada, ni el municipio ni la intendencia. Pero a veces no da: mantener el centro que levantó Venezuela es costoso. "Es un fierro caliente que hay que bancar", dice Martínez, "no nos sobra ni para fósforos". Hay que pagar la luz, el agua, la limpiadora, cortar el pasto y arreglar cualquier cosa que se rompa, desde una puerta a una cisterna.


Venezuela también había anunciado que se iba a hacer cargo del alumbrado público, pero al final eso quedó en manos de la Intendencia de Canelones. Dicen que llegaron a poner las columnas y que después se las llevaron.


Ni la tradicional fiesta de aniversario del pueblo, el 4 de febrero, se festejó este año. Antes la embajada de Venezuela organizaba celebraciones. "Una vez trajeron a Braulio López. Otra vez a Washington Carrasco y Cristina Fernández", dice Aida Beras. "Pero este año nada. No nos ayudaron en nada", lamenta la jubilada, de 68 años. Luego dice que sí, que ahora Venezuela se ha olvidado de ellos. "Como que ya está, piensan que ya alcanzó con lo que hicieron", cuenta.

"Y nosotros ya nos cansamos de las promesas".
Pablo Navarro, dueño de la panadería "La Esperanza" y actual presidente de la asociación de vecinos, es más optimista que el resto. Piensa que, al concretarse la reelección de Chávez, todo cambiará. "La cosa estaba trancada con lo de las elecciones", asegura, "pero ahora se van a volver a arrimar". Medita unos segundos y luego anuncia: "Chávez ya nos dio muchas cosas. No nos va a dejar tirados". La esperanza le sobra a Navarro, es obvio.


La gente de Bolívar reclama una ambulancia y que arreglen los dos teléfonos públicos de Antel. Pero lo que se precisa de verdad es trabajo porque la mayoría tiene que ir a la vecina Fray Marcos (a cuatro kilómetros, en Florida), donde hay casi cero desocupación. Hay varios que viven de los planes sociales del Mides y otros de la jubilación. Más de la mitad de las 113 casas están desocupadas.


Navarro dice que con una fabrica "chicuelona" en la zona ya sería suficiente. Podría ser una fábrica de dulces o de envasado de tomate, especula. Y no pierde las esperanzas de que esa fábrica venga de la mano de la revolución bolivariana.


El alcalde Pérez, que de chico se crió en la zona, dice que la gente del lugar no tiene demasiado hábito de trabajo. Que se acostumbró a vivir de las donaciones y ayudas, desde la época en que el río crecía y todo se inundaba. O cuando llegaban los políticos en la campaña electoral, entregando cosas a cambio de votos. "Esto es lo mismo", reflexiona, "se acostumbraron a la ayuda de Chávez y quieren que siga para siempre". Pero todo indica que eso no será posible.


500 - Mil dólares dicen que le costó al gobierno venezolano la obra del centro cívico de Pueblo Bolívar.
6.000 - Millones de dólares invirtió el gobierno de Chávez en el exterior, según la oposición de su país.
20 - Millones de dólares aportó Venezuela para el Hospital de Clínicas, la mitad como préstamo.

Sábado, 27 de Octubre de 2012 12:12. Redactor Responsable: Alberico Barrios celular 094401337. TALA

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comPatacón

Nada debemos esperar, sino de nosotros mismos.
José Artigas.

Fecha: 27/10/2012 17:10.


gravatar.comTalense

ESTO ES ASI ???El alcalde Pérez, que de chico se crió en la zona, dice que la gente del lugar no tiene demasiado hábito de trabajo. Que se acostumbró a vivir de las donaciones y ayudas, desde la época en que el río crecía y todo se inundaba.

Fecha: 27/10/2012 17:33.


gravatar.comSebatian Martinez

Tengo familiares en Bolivar y no son unos vagos como dice el señor alcalde del Partido Nacional Mario Perez , el cual habra ganado tambien gracias a los votos de la gente de bolivar ya que segun dice este informe el partido nacional saco 130 y el frente amplio 13 en dicho lugar ... ES UNA FALTA DE RESPETO LO QUE DIJO EL SEÑOR MARIO PEREZ EN ESTE INFORME

Fecha: 27/10/2012 18:41.


gravatar.comPocho

500mil Dolares la obra Y 13 Votos.. me da a razón de 38462 dolares x voto.. anduvieron barbaro!!!! ja

Fecha: 28/10/2012 00:18.


gravatar.comPocho

PD: Se olvidaron de otro regalito de Chavez, lo que no debe faltar en la cartera de la dama o el bolsillo del caballero... un cuadro de Simon Bolivar tamaño familiar de mas de 2 metros de altura que no habia ni donde ponerlo!!! si no mal recuerdo lo habian puesto en el salón de clases de la escuela de Bolivar. pero esos temas son menudencias.. que obviamente no eran gratis.. de gusto ahora no lo tenemos en el MERCOSUR metido x la puerta del fondo de la mano del club del clan!!

Fecha: 28/10/2012 00:26.


gravatar.comPablo

¿Otra vez El Corresponsal ensuciando a un integrante de Alianza Nacional?

..porque no me van a decir que decir que..."el alcalde dijo que eran unos vagos", no es tirarle basura.-

Ya te lo dijeron antes...cada dia se te nota mas, el tufillo herrerista...y hasta daría para creer que lo haces por alguna retribución...

Fecha: 28/10/2012 07:44.


gravatar.comSebatian Martinez

PARTIDO NACIONAL no es solo Alianza Nacional sino todo el partido ... sacaron 130 votos contra 13 del frente y no defienden a los vecinos de Bolivar que apoyaron con su voto a este partido poilitico ..

Fecha: 29/10/2012 17:20.


gravatar.compedro

Pablo tal ves tengas razón....ahora pregunto ALIANZA NACIONAL Liderada en Canelones x quien pagó cada dirigente en Canelones el Sr ALBERTO " Traidor " PERDOMO prestando el voto de su dedil GARCIA a la zurda por prevendas....es decir el QKI chico no existe pero en Canelones ALIANZA se vendio a la zurda y compraron todos los votos y para prueba mira la nueva formula la que nunca se soñó PEÑA-PERDOMO y el ñoqui CHARAMELLO y juega libre LARA y si sobran votos los tres mencionados le dan un refuerzo a don lara, es decir si LARA no sacó Alcalde a su mujer....menos podrá salir diputado ni edil, en resumen SON TODOS IGUALES ATORRANTES!

Fecha: 29/10/2012 17:22.


gravatar.compablo

Pedro, tu comentario es una buirrada mayuscula. Yo no se quien es lo que vos decís en Canelones, yo te digo que este diario, "oh casualidad", nunca tira piedras contra el herrerismo y contra la lista 400, en cambio cada vez que puede, sale a ensuciar a integrantes de Alianza Nacional, levantando las boludeces que sale a decir un vendido como Pons, que todo el mundo sabe en Las Piedras,que desde que el MPP se arrimó al barrio de Corfrisa, se le pegó como mosca a la miel. De lo demasd, me importa 3 pepeinos, pero ademas, si vos sos tan critico,...¿Porque no les decís vos mismo en la cara, lo que decís desde el anonimato en este diario?..¡¡que vas a ir, garca¡¡¡

Fecha: 30/10/2012 13:44.


gravatar.comAquino

manga de desagradecidos todos los que critican la ayuda de Venezuela. Primero se nota la mala gestion de los representantes del pueblo que no supieron administrar la ayuda en algo realmente util a la localidad, segundo desagradecidos votan a quien esta contra chavez o sea al partido nacional. cosechan lo que merecen! y por ultimo muy mala leche el que escribe el articulo, acaso el ´si ayudo a bolivar y mario "callate tu" a sido tu partido el que a enseñado a vivir de migajas cada 5 años a esa pobre gente. manga de hipocritas hagan algo util por el pueblo y dejen de buscar defectos en quien en verdad hizo algo

Fecha: 13/01/2014 13:25.


Añadir un comentario



No será mostrado.



CANTIDAD DE LECTORES



<>

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris