Facebook Twitter Google +1     Admin
<>

Bandera del Uruguay

Escudo de Canelones - Uruguay

www.elcorresponsal.com.uy
El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien


EL CORRESPONSAL. Portal de información y noticias de Canelones, Uruguay.
Redactor Responsable: Periodista Albérico Barrios. C.I.: 1812264-8
Teléfono 094401337. Email: barrios.alberico@gmail.com
Administracion Avenida Bv. Artigas 1381 entre Rodó y Chaná (C.P. 11.200) Montevideo - URUGUAY


Archivos | RSS | Admin


El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien<div style="background-color: #f7e308;"><a href="http://www.adamazer.com/" title=""></a></div>

Cuestionan la concesión y las actividades del Parque de las Ciencias

CANELONES (Twitter: @elcorresponsal) "Tabaré Vázquez les dio la impunidad de una Zona Franca a sus amigos de laboratorios multinacionales en el Parque de las Ciencias" afirma la publicación El Bocón en su última edición. "El Doctor Tabaré Vázquez, antes, durante y después de ser Presidente de la República Oriental de Uruguay, se ha mantenido como un hombre de la ciencia.

Es por eso, que jamás se desvinculó de su profesión de empresario de la salud durante su permanencia en la primera magistratura del país.

Lo criticaron porque seguía manteniendo su trabajo como médico oncológico en la importante mutualista La Española los legisladores de la oposición, pero nunca le importó las críticas, y siguió "invitando" a las cámaras de televisión a que lo tomen, cuando con su túnica blanca atendía a sus pacientes en la referida mutual.

Vázquez, cuando asumió la presidencia, transfirió su clínica privada a nombre de uno de sus hijos, para dejar por lo menos en los papeles, plasmada su desvinculación empresarial, lo que llevaría a comentarios muy duros. Pero, durante su presidencia, mantuvo un estrecho vínculo con las multinacionales farmacéuticas y los grandes negocios que estas logran con la salud de la gente.

Directores de los principales laboratorios eran los primeros en la lista de invitados por Vázquez, para viajar al exterior en el avión junto al presidente. Vázquez, a nuestro criterio, siempre estuvo más interesado en sus negocios empresariales de la salud, que la política partidaria.

En ningún momento realmente se desvinculó del negocio familiar y desde su poder como presidente, logró grandes beneficios para las multinacionales farmacéuticas y en especial para las cuatro o cinco empresas más importantes del Universo en la fabricación de medicamentos.

El mercado farmacéutico mueve unos 200.000 millones de dólares al año.

Un monto superior a las ganancias que brindan la venta de armas o las telecomunicaciones. Por cada dólar invertido en la fabricación de un medicamento se obtienen mil en el mercado. Y las multinacionales farmacéuticas saben que se mueven en un terreno de juego seguro: si alguien necesita una medicina, no va a escatimar dinero para comprarla.

Este mercado, además, es uno de los más monopolizados del planeta, ya que sólo 25 corporaciones copan el 50 por ciento del total de ventas. De ellas, las seis principales compañías del sector -Bayer, Novartis, Merck, Pfizer, Roche y Glaxo-sumen anualmente miles de millones de dólares de ganancias, a lo que hay que añadir más todavía, dado que todos los grandes grupos farmacéuticos son también potencias de las industrias química, biotecnológica o agroquímica.

Todo ello, y su imparable avidez por seguir haciendo dinero y creciendo cual un parásito destructivo, hace que las multinacionales del sector, haciendo gala de una total impunidad, se desentiendan de su verdadero cometido, la salud, y no reparen en aplastar a competidores menores, atacar a gobiernos débiles que intenten enfrentarlas y, lo que es peor, mantener precios prohibitivos para las poblaciones de escasos recursos y a la vez fabricar productos que en muchísimos casos terminan envenenando a los eventuales pacientes.

Sobrados ejemplos hay en ese sentido. Tabaré Vázquez en su administración, y junto a sus "socios", pensó, creó y potenció, las mejoras fiscales y legales que eran necesarios realizaren el Uruguay. No solo en el Uruguay se pensó, sino que también en la región, y así es que nace la genial idea de darles a sus "amigos" el marco de impunidad necesario con el llamado Parque de la Ciencia. La ubicación del predio donde se levanta esta Zona Franca es en el kilómetro 23 de la Ruta 101 y se extiende a lo largo de 55 hectáreas.

Esta es una zona estratégica dada la cercanía que tiene con Montevideo y con el Aeropuerto Internacional de Carrasco El 1o de diciembre quedaron inaugurados el edificio Office 101, de oficinas corporativas que abarca unos 5500 m2, los dos edificios multitarea suman 9.500 m2 y el operador logístico 3000 m2 más. La inversión en esta primera etapa alcanza los 30 millones de dólares y estiman que para finales de 2013 el Parque de las Ciencias tendrá invertidos unos U$S 110 millones, 40 de ellos serán de la Zona franca y los 70 restantes de Mega Pharma.

Durante los próximos dos años culminará la segunda etapa que incluye un laboratorio de investigación, una planta farmacéutica, una plaza de servicios, más edificios multitarea y edificaciones para empresas. Mientras tanto, el promotor de Vázquez, el también médico Marcos Carámbula, Intendente de Canelones, conocedor óptimo del manejo de la salud por parte de los laboratorios, aprovecha para lanzar sus pretensiones presidenciales futuras, como ya lo intentó hace dos años atrás. Hace una esperanza-dora arenga, y logra iluminar los ojos de los canarios desocupados y quienes viven en la miseria de los cantegriles, prometiendo miles de trabajos directos e indirectos en un futuro para ellos.

Claro que no les dice, que para trabajar allí, hay que tener conocimientos, estudios, nivel pre universitario, que ellos no tienen, y que nunca tendrán. Y pocos informan o comentan, que ese Parque es una ZONA FRANCA, con todas las franquicias impositivas posibles, facilitando que esta cooperativa de multinacionales siga enriqueciéndose sin ton ni son. Poner en manos de las mafias de los medicamentos una Zona Franca, es como darle una ametralladora dispuesta a disparar aun mono en la Terminal Tres Cruces.

 

Pero los discursos son prolijos y profesionales, los que le mandan a los diarios para que copien y peguen y que esperen el apoyo publicitario de los laboratorios, que gastan (invierten) millones de dólares en potenciar a los médicos para que receten sus productos y no de sus competidores. Esto textualmente decían todos los diarios sin cambiar una coma o un punto en diciembre de 2008 y las agencias de noticias que envían al exterior, todos igualitos y haciendo buena letra.

Un grupo farmacéutico multinacional proyecta invertir 96 millones dé dólares en una zona franca que planea instalar en las proximidades de Montevideo para la fabricación y exportación de medicamentos.

El proyecto, que cuenta con el visto bueno de la Dirección de- Comercio y será presentado próximamente al ministro de Economía, Alvaro García, estará ubicado en un predio de 55 hectáreas, cercano al Aeropuerto Internacional de Carrasco, a 22 kilómetros al este de la capital uruguaya, informó hoy el diario Ultimas Noticias.

El emprendimiento, que se denominará "Parque de las Ciencias", supondrá una inversión de hasta 96 millones de dólares, 55 de los cuales en los tres primeros años, al tiempo que significará la creación de 640 empleos directos y 1.910 empleos indirectos.

La zona franca tendrá una "orientación claramente industrial y focalizada, aunque no limitada, en sectores exportadores de alto valor agregado, concretamente del área de las ciencias de la vida y la salud: farmacéutico, cosmético, biotecnológico, veterinario, fitosanitario, dispositivos médicos y similares", según un documento del consorcio Mega Pharma, responsable del proyecto, e integrado por los laboratorios Roemmers, Rowe y Hexal. DFB. A lo largo de la historia reciente, el mundo entero ha sido víctima de tremendos crímenes colectivos.

Uno de ellos tuvo como protagonista a Merck, uno de los gigantes farmacéuticos que se vio obligado a retirar del mercado a una de sus estrellas, el anti inflamatorio Vioxx (rofexocib), cuya venta le reportaba 2.500 millones de dólares al año. Pero hasta que Merck retiró ese medicamento fue demasiada la sordera, la negligencia y la falta de ética frente a las constantes advertencias sobre los riesgos cardiovasculares que producía.

Actualmente ese fármaco podría causarle a Merck muchas más pérdidas que su retiro de las ventas. En Estados Unidos, la compañía fue declarada responsable de la muerte de Robert Emst y obligada a pagarle a su viuda 253,4 millones de dólares, pero se encuentran pendientes de resolución unas 5.000 denuncias, y puede suceder que la compañía farmacéutica tenga que desprenderse finalmente de entre 18.000 y 50.000 millones de dólares.

Sin embargo no sólo Merck fue el responsable de la negligencia, sino que un organismo como la Agencia para las Drogas y los Alimentos (FDA-Foods and Drugs Agency), el ente gubernamental nortearteamericano que supuestamente debe velar por la salud y la alimentación de los contribuyentes, también es co responsable. Desde el año 2002 se sabía que el Vioxx aumenta la posibilidad de generar infartos al corazón o problemas similares; por lo que corrieron las sospechas: ¿apoyó Merck algunos trabajos o investigaciones de la FDA, o hubo algún tipo de contraprestación o, si se prefiere, de "coimas"?

Nada de ello resultaría extraño, si nos atenemos a los antecedentes de la FDA en el juego de intereses con que son favorecidos los grandes grupos químico-farmacéuticos, y de los que nos ocupamos en notas anteriores. Lo cierto es que Merck no retiró al Vioxx del mercado hasta el año 2004, un retraso inexplicable ya que eran demasiadas las evidencias de múltiples efectos cardiovasculares adversos del fármaco, y una falta de respuesta rápida incomprensible en una compañía fundada hace 340 años. La conclusión no es tan difícil: las ventas del producto fueron más importantes que sus efectos adversos.

Hace tiempo que es vox pópuli el hecho de que los laboratorios acosan a los médicos para que éstos receten con exclusividad sus productos. Un acoso nada incómodo para los profesionales de la salud, ya que por aceptarlo se llevan no pocos beneficios. Lamentablemente hoy en día son una gran mayoría los médicos que de buen grado se dejan caer en las redes de este soborno. Incluso puede observarse, cuando alguien va a atenderse a un consultorio, de qué manera los doctores dejan de lado por varios minutos la atención a sus pacientes para dar preferencia a la recepción, en medio de los turnos, de trajeados visitadores médicos llevando en las valijas no sólo sus promociones, sino también los regalitos de rigor. Un caso de este tipo, y a gran escala, explotó con ribetes de escándalo en Italia, y la autoría del soborno en cuestión correspondió a otra de las grandes multinacionales farmacéuticas.

Luego de un trabajo que le llevó dos años, la Fiscalía de Verona hizo pública hace unos dos años una investigación que sacó a la luz lo que en ese país también era un secreto a voces: médicos que reciben regalos y sumas de dinero de una multinacional farmacéutica a cambio de recetar sus productos. La acusación apuntó, con nombres y apellidos, nada menos que a 4.400 médicos de toda Italia y a 273 dirigentes y empleados del grupo británico Glaxo Smith Kline (GSK), uno de los líderes mundiales del sector, cuya sede italiana se encuentra precisamente en Verona.

Las prácticas en cuestión se llevaron a cabo en el período 1999-2002, y las acusaciones van de soborno y corrupción a asociación delictiva en el caso de algunos dirigentes de Glaxó en Italia. La investigación se originó en la región del Véneto, cuando la Policía Fiscal descubrió en la contabilidad de la compañía una cantidad exagerada, de alrededor de 100 millones dé euros, destinada a "promoción".

La Fiscalía acusó a Glaxo de haber desembolsado un millón de euros anuales para que los médicos prescribieran determinados fármacos y se atuvieran al catálogo de la compañía.

De acuerdo a lo explicado por la policía italiana, todo el sistema de "comisiones" y regalos era controlado por un sistema informático conocido con la clave "Giove", en el que era registrado el rendimiento de cada médico y en base a ello se establecía la importancia del premio. "Para esta gente, cada enfermo valía 4.000 euros. Daba igual si el medicamento era bueno o no, lo importante era tener el mayor número de pacientes". Los métodos de captación de los profesionales utilizados por Glaxo incluían viajes a lugares paradisíacos, relojes de oro, computadoras personales y dinero en efectivo.

En algunas conversaciones telefónicas interceptadas por los-investigadores en 2003, algunos vendedores de Glaxo se jactaban del aumento en las ventas logrado gracias a los sobornos; Por su parte, los fiscales informaron que la firma cuidaba a los facultativos en todos los niveles, desde la medicina general -2.579 profesionales denunciados-con obsequios de computadoras, reproductores de DVD o cámaras fotográficas, hasta los especialistas, con 1.738 acusados que recibían obsequios aún más valiosos como viajes, financiación de congresos y elementos de alta tecnología.

Asimismo hubo un grupo de 60 médicos investigados, adscriptos a servicios de oncología, que participaron en un programa denominado Hycantim, un producto para el tratamiento de tumores. Según las acusaciones, esos médicos recibían incentivos por cada paciente al que le prescribían ese fármaco. Uno de los fiscales señaló, al referirse a los ejecutivos de la compañía y el precio del producto: "Para esta gente, cada enfermo valía 4.000 euros.

Daba igual si el medicamento era bueno o no, lo importante era tener el mayor número de pacientes". Una buena muestra de que la codicia de la industria farmacéutica ha convertido la enfermedad en un negocio. En el caso antes apuntado, contando con la complicidad de médicos que ningún favor le hacen a su otrora noble profesión, manchando el juramento de Hipócrates y convirtiéndolo en un código de hipócritas.

¿Nadie pretende bajar el costo de los medicamentos? ¿Cuánto sale un medicamento de costo a una mutualista? ¿Por qué voltearon los laboratorios multinacionales uruguayos a una empresa uruguaya que lograba poner en las farmacias a todos le medicamentos a un precio inferior en un 45% al actual? ¿Por qué las mutualistas hacen silencio ante el tema medicamentos truchos, vencidos o contrabandeados que llegan al Uruguay? ¿O no llegan?

En la Argentina el juez argentino Norberto Oyarbide, está desbaratando una verdadera mafia de medicamentos, que involucra a personajes muy famosos de la política y los gremios. Ha habido asesinatos y crímenes a quienes manejaban las distribuciones de medicamentos en negro, y los truchos. El Bocón, es el único medio uruguayo que ha tenido la información de primera mano de este tema y lo hemos señalo permanentemente desde hace un año a esta parte. Presumimos que el Uruguay tampoco está ajeno a este tipo de manejos con los medicamentos.

Una empresa creada para lograr bajar los precios finales de los medicamentos en el Uruguay, fue salvajemente saboteada por los laboratorios, ya que dejaban de tener su negocio, el mejor rentado del país. En el Uruguay también hay regalos para los médicos, para los empresarios mutuales, para los encargados de las compras de las diferentes mutualistas.

¿Cuántas veces a lo largo de los años hemos denunciado venta de medicamentos de Salud Pública hasta en ferias barriales sin ningún tipo de control? ¿Cuántas veces denunciamos a punteros políticos uruguayos metidos en los hospitales del Estado, haciendo política barata con la necesidad de la gente por un medicamento? Incluso se entregaban medicamentos en comité del partido Colorado, donde funcionaba una especie de "Farmacia Paralela".

¿Vienen medicamentos argentinos de contrabando al Uruguay? ¿Son medicamentos truchos o robados? Nosotros tenemos la convicción que es muy posible que toda esta "industria mafiosa argentina" también tenga sus contactos en nuestro país.

Es posible que alguna mutualista que hoy hace grandes propagandas televisivas anunciando que no cobran ticket, ni órdenes, ni nada... sean "clientes" de medicamentos que llegan "muy baratos" al Uruguay. El juez Oyarbide está siguiendo la pista, en esto hay mucho dinero en juego, y como le pasó a Sebastián Forza y sus dos socios (eran los que distribuían medicamentos truchos) que fueron encontrados muertos con un tiro en la nuca, cada uno en una cuneta; le puede pasar a cualquiera que meta sus narices. Lo dijo El Bocón si se investiga la compra y fabricación de medicamentos de las mutualistas se destapa una gran olla podrida.

El negocio de la Salud, es el mayor negocio del Mundo, más que la droga, que las armas, que la guerra. Hasta "Paco" Casal parece que invirtió sus millones en la Médica Uruguaya. ¿Por algo será? ¿Por qué jueces como Oyarbide en Argentina logran sacar a la luz toda esa mugre que mata con medicamentos truchos y en el Uruguay nunca pasa nada al respecto?

Ahora si, ahora ya la impunidad de una nueva Zona Franca para ellos, les da el marco necesario que necesitaban, y lo logran de la mano de uno de ellos, el Dr. Tabaré Vázquez. (Publicado por EL BOCON | BOCON | 23/02/2012  | Pág. 4)

Viernes, 24 de Febrero de 2012 13:45. Redactor Responsable: Alberico Barrios celular 094401337. CANELONES CAPITAL

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Ańadir un comentario



No será mostrado.



CANTIDAD DE LECTORES



< >

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris