Facebook Twitter Google +1     Admin











Bandera del Uruguay

Escudo Uruguay

Escudo de Canelones - Uruguay

Bandera de Canelones - Uruguay
www.elcorresponsal.com.uy
El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien


EL CORRESPONSAL Diario de Canelones, Uruguay


Redactor Responsable: Periodista Albérico Barrios. C.I.: 1812264-8
Domicilio Avenida Bv. Artigas 1381 apto 301, entre Rodó y Chaná.

Teléfono 094401337
Email: alberico.barrios@gmail.com

Empresa Editora: RUT 212348520014 Administración: Avenida Bv. Artigas 1381 /apto 301 entre Rodó y Chaná (C.P. 11.200) Montevideo - URUGUAY


Archivos | RSS | Admin


El diario EL CORRESPONSAL no publica nada para perjudicar a alguien, pero no dejará de hacerlo porque perjudique a alguien<div style="background-color: #f7e308;"><a href="http://www.adamazer.com/" title=""></a></div>

Las faltas no se descuentan: así “ser diputado es una bicoca” dijo el diputado canario (MPP) Esteban Pérez

20110816014735-semproni-perez-lacalle.jpg

MONTEVIDEO (4023) La Cámara de Diputados no aprobó aún el proyecto que establece un régimen de descuento por inasistencias y continúa incumpliendo la Constitución de la República. Allí se exige que en el reglamento de ambas cámaras se establezca un régimen de descuentos. El proyecto original fue presentado hace seis años por el diputado Esteban Pérez, pero los legisladores suavizaron su contenido, segun informe del periodista José Benítez, No toquen nada (Océano FM) Redacción 180.

Senadores ya tiene reglamentado sus descuentos por faltas, pero Diputados sigue sin votarlo. Esto es contrario al artículo 117 de la Constitución, donde se establece que "los Senadores y Representantes serán compensados por sus servicios con una asignación mensual que percibirán durante el término de sus mandatos, sin perjuicio de los descuentos que correspondieran, de acuerdo con el reglamento de la respectiva Cámara, en caso de inasistencias injustificadas a las sesiones de la Cámara que integran o de las comisiones informantes de que forman parte”. El proyecto de ley se aprobó en la Comisión de Asuntos Internos en febrero de este año. Fue una iniciativa del diputado Estaban Pérez, presentada en 2005.

Luis Lacalle Pou, días antes de asumir la presidencia de la cámara, se comprometió a incluirlo en la primera sesión extraordinaria. “Aunque sea de otro partido, es una buena idea. A cualquier trabajador privado si falta un día se le descuenta. Los legisladores, que somos trabajadores privilegiados y hemos sido elegidos por la ciudadanía, nos debemos a ella. El proyecto es claro y yo, no solo lo voy a votar, sino también voy a ser el miembro informante”, sostuvo.  En febrero Lacalle Pou estaba convencido y entusiasmado. Pero cinco meses después de asumir, el proyecto no se aprobó. “Está en la boca del mazo, yo lo he propuesto dos o tres veces en coordinación partidaria. Como soy miembro informante tengo la esperanza de que se vote este año. No lo hemos podido llevar a cabo por distintas circunstancias. El interés en que se apruebe es variado, pero si salió de comisión un proyecto propuesto por el Frente Amplio y el miembro informante es un diputado del Partido Nacional, se tiene que tratar su aprobación”, sostuvo.

El proyecto no se aprobó. Pasaron seis años y los legisladores se siguen beneficiando de algo que no votan. “Al proyecto original le echaron leche” dijo Lacalle Pou. En el proyecto del diputado Esteban Pérez del MMP se establecía que en caso de inasistencia a una comisión, al diputados se le descontaría del salario medio jornal y en caso de inasistencia a la cámara se descontaría un jornal.

Pero la comisión de asuntos internos modificó el proyecto en noviembre del año pasado. La modificación se basa en que el diputado que no asista podrá descontar la falta de los 30 días que por año tiene de licencia. Además los legisladores tienen un receso del 15 diciembre al 15 de febrero.

Pérez dijo a No toquen nada que el proyecto original fue “suavizado” y que no respeta el espíritu del proyecto inicial. “Para hablar en criollo, le echaron agua. Si esto queda así es un saludo a la bandera nada más, porque no va a tener efecto ninguno. Si el diputado falta, le van a quedar 29 días de los 30 días. Recién agotados esos 30 días podrá sentirlo en el bolsillo. Ese no es el espíritu de la ley que presentamos, yo no estoy de acuerdo porque no era la ley original”, afirmó.

La comisión de asuntos internos que hizo está modificación estaba integrada por los diputados Luis Lacalle Pou, Víctor Semproni y Guillermo Fachello. No toquen nada habló con Semproni que explico el motivo de la modificación. “Cuando se trató en la comisión, ni el Partido Colorado ni el Partido Nacional estaban de acuerdo con el proyecto de Pérez. Si lo hubiéramos dejado como vino, el proyecto no iba al plenario. Yo acordé con la bancada colorada esa modificación para que el proyecto pase”, señaló.

Para la aprobación de este proyecto se necesita una mayoría espacial (dos tercios), por eso tiene que haber acuerdo entre los partidos. Luis Lacalle Pou dijo que les pareció que “el primer derecho que tiene la persona que falte es que se le descuente de sus días de licencia, para después descontarle el salario. A los efectos es lo mismo”, expresó.

Pérez no opina igual. Según dijo el legislador del MPP, “está modificación no iguala al legislador con cualquier trabajador”. “Ser legislador es una bicoca, nosotros podemos faltar durante el año 30 días cuando se nos canta. Simplemente comunicamos que faltamos por razones personales, entra el suplente, y no se nos pone falta. La sanción se debe sentir en el bolsillo, como cualquier trabajador. Cuando nosotros faltamos en nuestro trabajo nos descuentan del mes”, señaló.

Lunes, 15 de Agosto de 2011 17:01. Redactor Responsable: Alberico Barrios celular 094401337. TOLEDO

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Ańadir un comentario



No será mostrado.



CANTIDAD DE LECTORES



<>

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris